Danny Trejo, el actor que más ha “muerto” en pantalla

Ha caído en pantalla en 65 ocasiones. Cinco más que su inmediato perseguidor, Christopher Lee (Londres, 1922-2015).

Por:  Redacción Web

En una de esas estadísticas delirantes del mundo del espectáculo, una página de apuestas británicas on line determinó , combinándola con Cinemorgue, que el actor que “más ha fallecido” en la pantalla es Danny Trejo, el estadounidense de origen mexicano,  ha caído en pantalla en 65 ocasiones. Cinco más que su inmediato perseguidor, Christopher Lee (Londres, 1922-2015).

 Trejo, uno de los villanos favoritos del cine estadounidense, paradójiocamente salvó el año pasado a un bebé atrapado en un auto volcado en un accidente de tráfico en Los Ángeles. El ator relató que vio cómo un conductor se saltó un semáforo en rojo y chocó contra otro auto, que terminó dado vuelta con una mujer y un bebé dentro.

La estrella de la película Machete se acercó al auto y rescató al bebé con la ayuda de otra joven que pasaba por el lugar.

En el cine, Trejo ha sido rematado por Robert De Niro en Heat (1995); le clavaron un taco de billar en el pecho en Abierto hasta el amanecer (1996); se suicida en Anaconda (1997) -para evitar ser devorado por el bicho- o es una de las víctimas del accidentado aterrizaje de aquel mítico desastre titulado Con Air (1997).

En la categoría femenina, Shelley Winters (Estados Unidos, 1920- 2006) fue muerta 20 veces. Estrangulada por primera vez en 1947, en 1995 fenece por última vez al caer por unas escaleras mientras huye de un demonio en Ángeles del mal, una de esas películas fallidas de curiosa sinopsis (dos músicos se unen a un grupo dedicado a lavar las mentes de sus miembros mientras fingen mantener la paz mundial) que aparece dirigida por Alan Smithee, el seudónimo que usan los realizadores estadounidenses cuando no quieren que su nombre aparezca en los créditos.

Pero quizás la estadística más curiosa es la de "actores con más posibilidades morir en pantalla". Y en esta subcategoría reina Kit Harrington (Londres, 1986). El actor que interpretó a Jon Snow tiene un 62,5% de posibilidades de morir en cualquier película en la que aparezca, reportó en una nota el diario El País, de Madrid.

Más Noticias