Balmain o el sueño de un diseñador huérfano que envidiaba a los ricos

Olivier Rousteing primer diseñador negro al frente de una marca parisina. Protagonista de un documental nominado a los premios César.

Por:  AFP

El nombre de Olivier Rousteing sonó este viernes 28 de febrero en París por partida doble: el diseñador francés presentó su nueva colección para Balmain y es protagonista de un documental nominado a los premios César, dedicado a la vida de quien nació como X.

Primer diseñador negro al frente de una marca parisina, Rousteing es uno de los jóvenes creadores más asentados en la capital mundial de la moda, nombrado al frente de la dirección artística de Balmain en 2011, con solo 25 años.

Su línea inconfundible, sofisticada, sexi, con abundancia de cueros, dorados y látex, va a la par con una actitud abiertamente reivindicativa en favor de una mayor diversidad en el mundo de la moda.

Rousteing se desmarca así de la discreción que se autoimponen muchos diseñadores, para "tomar la palabra": en 2018, por ejemplo, vistió a un grupo de actrices negras que se manifestaron en la alfombra roja de Cannes por un mayor peso en la industria del cine, y tres años antes, posó desnudo en la portada de una revista gay.

Pero coincidiendo con la nominación del documental "Wonder boy" a los premios César del cine francés que se entregan este viernes 28-F, el diseñador decidió esta vez contar su historia personal en el desfile de Balmain de la Semana de la Moda de prêt-à-porter.

La cinta es un viaje de Rousteing en busca de sus padres biológicos. "Nací como X, un huérfano que no conocía sus orígenes. Crecí obsesionado con cuestiones relacionadas como la transmisión, la raza, la pertenencia, la integración", confesó el diseñador en la nota que acompañó el desfile.

Rousteing, abandonado por su madre somalí y su padre etíope, fue adoptado cuando era un bebé por una familia de Burdeos, "probablemente la ciudad más burguesa de Francia", según el diseñador. 

"Aprendí de pequeño, que algunas clases, clubes y grupos estaban cerrados para alguien con mi aspecto y pasé incontables horas soñando (...) cómo podía abrir las puertas y ser aceptado", agrega.

- 'Jet set' parisina -

El resultado de ese anhelo es el universo glamuroso que creó para Balmain: sus diseños lucen en las alfombras rojas de la mano de estrellas del cine y a sus desfiles asiste en primera fila la 'jet set' parisina, incluidas estrellas del Paris Saint Germain, como Neymar.

Al pase de este viernes, participaron las veteranas modelos Esther Cañadas y Helena Christensen.

Las referencias al mundo que durante años se le hizo inaccesible abundaron, como el estilo ecuestre con botas 'cuissard' y estampados de caballos, los tejidos nobles como sedas y cachemira y señales distintivas como las capas. Sin embargo, Rousteing afirmó buscar derribar las barreras sociales y abrir este universo a todos, apostando por la inclusión.

En la colección del próximo otoño-invierno, los años 1980 imprimieron además una tendencia retro: americanas de doble botonadura, hombreras anchas y cuadradas, suéters de estampados coloridos...

Rousteing, licenciado en la Escuela Superior de Artes y Técnicas de la Moda de Francia, siguió apostando no obstante por los detalles brillantes, como lentejuelas, cinturones y grandes pendientes dorados, con los que diseñó la personalidad moderna de la firma fundada en 1945 por Pierre Balmain. 

Balmain es propiedad desde 2016 del fondo qatarí Mayhoola.

Más Noticias