Academia despidió a Deborah Dugan, CEO de los Grammys

La organización informó el despido en una carta en la que cita como causales de despido “deficiencias gerenciales y fracasos constantes”.

El pasado lunes 2 de marzo, el comité ejecutivo de la Academia de la Grabación, organización a cargo de los premios Grammys, emitió una carta a sus miembros donde informó el despedido oficial de su presidenta y directora ejecutiva, Deborah Dugan.

La academia tomo la decisión este lunes luego de “dos investigaciones exhaustivas y cautelosas” sobre Dugan y las denuncias puestas en su contra. Dijo a través de un comunicado publicado por Variety que las revisiones encontraron “deficiencias gerenciales y fracasos constantes”, aunque no dieron más detalles.

Dugan se encontraba en licencia administrativa, desde el 17 de enero, por una queja de maltrato presentada por una antigua empleada de la Academia de la Grabación. La academia dijo el lunes que fue una de varias denuncias que recibió.

La exdirectora de los Grammys había denunciado  varios problemas sobre la forma en que la organización operaba y acusó a sus principales abogados de tratarla de manera inapropiada durante una reunión de negocios, que detalló en una queja de discriminación presentada ante la Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo.

Asimismo, Dugan aseguró que las investigaciones de la academia no incluyeron entrevistas con ella ni abordaron sus quejas sobre conflictos de interés e irregularidades en el proceso de votación.

“Aunque estoy decepcionada por este nuevo acontecimiento, no estoy sorprendida dado el patrón de la Academia para lidiar con delatores”, dijo en un comunicado. “Así que, en vez de tratar de reformar la institución corrupta desde adentro, seguiré trabajando para hacer responsables a aquellos que continúan dirigiendo en beneficio propio, manchan el proceso de votación del Grammy y discriminan a las mujeres y personas de color”.

El abogado de Dugan indicó a Pitchfork que la decisión “demuestra que no se detendrá ante nada para proteger y mantener una cultura de misoginia, discriminación, acoso sexual, corrupción y conflictos de intereses”.

“La decisión es despreciable y, a su debido tiempo, la Academia, su liderazgo y sus abogados serán responsables ante la ley”, agregó.

La academia dijo el lunes que había completado investigaciones exhaustivas de las quejas planteadas por Dugan y aquellas presentadas contra ella por otros, incluida la directora administrativa de la academia Claudine Little, que dijo que Dugan había sido abusiva e intimidante como jefa, algo que Dugan niega.

“La investigación confirmó abrumadoramente las serias quejas que habían presentado en su contra una multitud de miembros del personal de la academia”, dijo Tammy Hurt, vicepresidenta del Consejo Directivo Nacional de la Academia, en un comunicado. “El daño que ella le ha causado es verdaderamente desgarrador”.

Asimismo, el presidente de la Academia de la Grabación y CEO interino, Harvey Mason Jr., declaró que iniciarán la búsqueda de “un nuevo líder que aproveche la membrecía diversa de la Academia y su rica historia y nos ayude a transformarlo para servir mejor a nuestros miembros hoy y en el futuro”

Más Noticias