“1917” y “Once Upon a Time...” triunfan en los Globos de Oro

Las victorias para “1917” resultaron una sorpresa, al superar a favoritas como “Marriage Story” de Noah Baumbach, que encabezaba la lista de nominados con seis candidaturas, y “The Irishman” de Martin Scorsese.

Por:  AP

La 77ma edición de los Globos de Oro se perfilaba como una coronación para Netflix. En vez, dos épicas de la gran pantalla se alzaron con los máximos honores el domingo 5-E: el relato de Sam Mendes sobre la Primera Guerra Mundial “1917”, que se impuso como mejor película de drama, y la radiante fábula de Quentin Tarantino sobre Los Ángeles “Once Upon a Time ... in Hollywood”, que se llevó el premio a la mejor película de comedia o musical.

“1917” también le mereció a Mendes el trofeo al mejor director. El filme, técnicamente deslumbrante, fue realizado con largas tomas, dando la impresión de que transcurre en un largo plano secuencia.

Las victorias para “1917” resultaron una sorpresa, al superar a favoritas como “Historia de un matrimonio” de Noah Baumbach, que encabezaba la lista de nominados con seis candidaturas, y “El Irlandés” de Martin Scorsese. Ambos son estrenos aclamados de Netflix, pero en conjunto se llevaron un solo premio: para Laura Dern, por su papel de reparto como abogada de divorcios en “Historia de un matrimonio”. “El Irlandés” no recibió ninguno.

“Once Upon a Time ... in Hollywood” tenía un camino más fácil que la competitiva categoría de drama. Brad Pitt ganó el premio al mejor actor de reparto, su primer Globo desde que lo obtuvo en 1996 por “12 Monos”, y se acercó un paso más a los Oscar.

“Quería traer a mi mamá, pero no pude porque cuando me paro al lado de cualquier mujer dicen que estoy saliendo con ella, así que sería extraño”, dijo Pitt.

Ricky Gervais, por quinta vez anfitrión de la ceremonia, comenzó con un llamado contra la hipocresía salpicado de groserías en el que pidió a los ganadores que se limitaran a agradecerles a sus agentes y a su dios. Pero a lo largo de la velada, quienes subieron al escenario usaron la plataforma para hablar de asuntos que incluyeron los incendios forestales en Australia, la desestabilización en Irán, los derechos de la mujer, la importancia de pioneros Lgbt y hasta la importancia de ser puntuales.

Gervais también argumentó que Netflix había conquistado a Hollywood, dadas las 34 nominaciones que recibió el servicio de streaming. Pero los premios fueron repartidos entre los estudios tradicionales de Hollywood, sellos independientes como A24, pesos pesados de la TV por cable como HBO y debutantes relativos como Hulu.

Como suele ocurrir en los Globos, hubo varias sorpresas. Como director, Mendes superó a Martin Scorsese, Tarantino y Bong Joon Ho. Y el honor a “1917” resultó muy oportuno: la película se estrena en más salas de cine este viernes.

“No hay un director en el mundo que no esté a la sombra de Martin Scorsese”, dijo un sorprendido Mendes.

Awkwafina, la estrella del exitoso drama independiente “La despedida”, se convirtió en la primera mujer de origen asiático en ganar el Globo de Oro a la mejor actriz de comedia. “En todo caso, si paso apuros financieros puedo vender esto”, dijo sosteniendo su trofeo. Superó a la actriz cubana Ana de Armas, que estaba nominada por su trabajo en “Knives Out”.

El premio al mejor actor en una comedia o musical fue para Taron Egerton por su interpretación de Elton John en Rocketman. Y el de mejor actriz de drama para Renée Zellweger por su papel de Judy Garland en “Judy”.

Ninguna otra categoría estaba más reñida este año que la de mejor actor de drama. El domingo, Joaquin Phoenix fue reconocido por su flexible interpretación en la divisiva pero enormemente popular “Joker”, superando a Adam Driver.

Gervais inauguró la ceremonia declarando que las películas eran irrelevantes, fingiendo confundir a Joe Pesci con Baby Yoda, llamando racista a la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood y declarando el total dominio de Netflix en Hollywood.

Gervais, que tiene una serie en Netflix, dijo que podría resumir la gala de tres horas en una sola frase: “Bien hecho, Netflix. Tú ganas”. El gigante del streaming había llegado a los Globos con 17 nominaciones en las categorías de cine y 17 en las de televisión.

Quizás más agudo que nunca, el comediante dijo a los ejecutivos en la sala que el periodista Ronan Farrow, que ha expuesto casos de conducta sexual inapropiada, venía por ellos. También dijo algo vulgar que fue censurado sobre el papel de Judi Dench en “Cats”. Y mayormente se burló de la hipocresía en Hollywood, criticando a las estrellas por trabajar para compañías como Apple, Amazon y The Walt Disney Co. mientras claman por un cambio social.

“Si Isis lanzara un servicio de streaming, ustedes llamarían a su agente”, dijo Gervais ante una multitud de famosos en el Beverly Hilton en Beverly Hills, California.

Laura Dern, la favorita en el apartado de mejor actriz de reparto, ganó su quinto Globo de Oro y con esto dejó a Jennifer López, nominada por su aclamado papel en “Hustlers”, con las manos vacías.

El primer premio de la noche fue para una serie de un servicio de streaming. Ramy Youssef recibió el galardón al mejor actor en una serie televisiva de comedia o musical por su programa de Hulu “Ramy”. El honor para el mejor actor en una serie limitada fue para Russell Crowe por The Loudest Voice de Showtime. Crowe no asistió debido a los incendios forestales en su natal Australia, donde se encontraba con su familia.

“No se equivoquen, la tragedia que se desarrolla en Australia se basa en el cambio climático”, dijo Crowe en un comunicado leído por las presentadoras Jennifer Aniston y Reese Witherspoon.

Antes de la ceremonia del domingo, algunos se preguntaron cuánto se hablaría sobre el creciente conflicto en Irán tras el asesinato del viernes del general iraní Qassem Soleimani. Esto no se mencionó hasta pasada la mitad de la gala, cuando Patricia Arquette, laureada por su actuación en “The Act” de Hulu, dijo que la historia no recordaría ese día por los Globos sino por “un país al borde de la guerra”. Exhortó a todos a votar en las elecciones presidenciales de noviembre.

Phoebe Waller-Bridge fue nombrada mejor actriz en una serie de comedia por Fleabag. Le agradeció al expresidente Barack Obama por incluir la serie en su lista de favoritas de 2019. Con una sonrisa, agregó: “Como algunos de ustedes saben, él siempre ha estado en la mía”.

Stellan Skarsgård fue nombrado mejor actor de reparto en una serie limitada por su trabajo en “Chernobyl”. HBO también se alzó con el premio a la mejor serie de drama con Succession. El programa, en su segunda temporada, superó a “The Crown” de Netflix y a la debutante “The Morning Show” de Apple TV Plus.

El Globo a la mejor película extranjera fue para Parásitos de Bong Joon Ho, la sensación surcoreana laureada con la Palma de Oro en el Festival de Cine de Cannes. “Dolor y gloria” de Pedro Almodóvar también estaba nominada, al igual que su protagonista Antonio Banderas, como mejor actor de drama.

Pese a ser una organización de periodistas extranjeros, la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (Hfpa, por sus siglas en inglés) no incluye producciones en lengua no inglesa en sus categorías principales, con lo que “Parásitos”, una probable nominada al Oscar a la mejor película, no compitió por el mismo honor el domingo.

Tom Hanks, también nominado por su papel de reparto como Fred Rogers en “Un buen día en el vecindario”, recibió el Premio Cecil B. DeMille a la trayectoria en el cine. El Premio Carol Burnett a la trayectoria en la TV fue para Ellen DeGeneres. DeGeneres fue presentada en un emotivo discurso por Kate McKinnon, quien dijo que el ejemplo de la homenajeada la llevó a ella misma a salir del clóset.

“Lo único que lo hizo menos aterrador fue ver a Ellen en la TV”, dijo McKinnon.

El discurso de Hanks tuvo su propio momento emocionante. Justo cuando empezaba a comentar sobre la importancia de que un actor sea puntual, vio a su esposa y sus cuatro hijos en una mesa cercana al escenario y se le hizo un nudo en la garganta.

“Un hombre es bendecido con su familia sentada al frente como ellos”, dijo Hanks.

Elton John y Bernie Taupin ganaron otra pelea de pesos pesados al superar a Beyonce y Taylor Swift. Su tema para “Rocketman”, “I’m Gonna Love Me Again”, fue galardonada como mejor canción. “Es la primera vez que ganó un premio con él”, dijo John de su eterno letrista.

Los Globos de Oro, la más espontánea de las ceremonias de premios televisadas de Hollywood, podrían ser inusualmente influyentes este año. Los cerca de 90 miembros votantes de la Hfpa tradicionalmente han tenido poco en común con los casi 9.000 profesionales de la industria que comprenden la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas, que otorga los premios Oscar. La Hfpa es conocida por llenar su espectáculo con tantas estrellas como sea posible, ocasionalmente premiando incluso títulos como “El Turista" y “Burlesque”.

El espectáculo del domingo ampliaría ese historial con un inesperado premio para “Sr. Link” como mejor cinta animada, por encima de “Toy Story 4” y “El rey león”. Nadie resultó más sorprendido que su director, Chris Butler. “Estoy atónito”, dijo.

Pero una temporada de premios más condensada puso a los Globos de Oro más cerca de los Premios de la Academia en proximidad. Las votaciones para las nominaciones al Oscar comenzaron el jueves; los votantes de seguro estaban viendo.

La escasez de directoras nominadas desató más reacciones negativas que cualquier otra cosa esta edición. Sólo hubo hombres nominados a mejor director (tan solo cinco mujeres han sido postuladas en la categoría en la historia de los Globos), y ninguno de los 10 filmes en la contienda fueron dirigidos por una mujer. Time’s Up, el grupo activista que debutó en los Globos de 2018 con las mujeres vestidas de negro, ha criticado ampliamente la omisión de la Hfpa, calificándola de “inaceptable”.

La ceremonia del año pasado, presentada por Andy Samberg y Sandra Oh, mantuvo un índice de audiencia estable, con un promedio de 18,6 millones de espectadores.

Más Noticias