Colorado aprueba requisito de auto eléctrico para combatir la contaminación del aire

08:00 AM 19/08/2019

Colorado endureció sus regulaciones de calidad del aire el viernes, requiriendo que al menos el 5% de los vehículos vendidos en el estado para 2023 emitan cero contaminación.

La Comisión de Control de Calidad del Aire del estado, que aprobó la regla en una votación de 8-1, dijo que el requisito se aplica a los fabricantes de automóviles, no a los compradores. Su objetivo es aumentar la cantidad de vehículos eléctricos en un estado que lucha por controlar la contaminación por ozono en su área más densamente poblada.

El mínimo aumenta a 6.23% en 2025.

Colorado es el undécimo estado en adoptar estándares de cero emisiones, según Green Car Reports, que rastrea los desarrollos en vehículos con baja contaminación.

Dos grupos de la industria automotriz, Global Automakers y la Alianza de Fabricantes de Automóviles, aplaudieron la regla. Dijeron que habían estado trabajando con funcionarios de Colorado sobre cómo estructurar el requisito.

John Bozzella, presidente de Global Automakers, dijo que Colorado había adoptado una política innovadora al colaborar con los fabricantes.

Los grupos ambientalistas también acogieron con beneplácito los estándares, pero la Colorado Freedom to Drive Coalition los calificó como costosos e ineficaces.

"Creemos que los comisionados perjudicaron a todos los habitantes de Colorado, pero especialmente a los habitantes de Colorado de medios modestos", dijo la portavoz de la coalición Sara Almerri.

Los reguladores dijeron que el estándar de cero emisiones tiene como objetivo reducir el ozono y los gases de efecto invernadero, que contribuyen al cambio climático.

El gobernador demócrata Jared Polis ordenó a la Comisión de Control de Calidad del Aire que establezca un estándar de cero emisiones poco después de asumir el cargo en enero. En una declaración el viernes, dijo que la nueva regla era "solo el comienzo" del trabajo del estado para reducir la contaminación del aire.

El exceso de ozono a nivel del suelo ha plagado las áreas urbanas de Colorado durante años. El ozono es el componente principal del smog y puede agravar el asma y contribuir a muertes prematuras por enfermedades respiratorias. Se crea a partir de la contaminación emitida por los vehículos, la industria del petróleo y el gas y otras fuentes.

Las alertas de ozono han aparecido frecuentemente en carteles sobre las autopistas de Denver este verano, pidiendo a los conductores que reduzcan los viajes en automóvil.

La semana pasada, la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos dijo que Denver y el corredor urbano del norte de Colorado no cumplieron con los estándares federales de ozono y dijeron que el estado debe elaborar un nuevo plan para limpiar el aire.

El estado también está reescribiendo las reglas de contaminación del aire para la industria del petróleo y el gas.