Tras su operación, Salvador Pérez dividirá su tiempo entre la receptoría y la inicial

Por:  MLB

Una lesión en su codo derecho interrumpió por primera vez el año pasado la temporada de Grandes Ligas al venezolano Salvador Pérez, un sinónimo de consistencia y seguridad detrás del plato.

El estelar receptor de los Reales de Kansas City debió someterse en marzo a una cirugía Tommy John para reparar un ligamento desgarrado, lo que generó dudas sobre si ello lo afectaría a la larga en su posición o si le permitiría cubrirla con la misma intensidad de antes.

Pero el "Niño", como se le apoda al oriundo de Valencia, es altamente optimista. Afirma que buscará jugar la mayor parte del tiempo en la receptoría en la próxima temporada, incluso, aspira a sumar su sexto guante de oro en la Liga Americana, aunque dice que también hay planes en su equipo de alternarlo como inicialista.

"Eso estaban hablando en Kansas City", dijo el cátcher, de 29 años, durante un partido de exhibición de sóftbol disputado el fin de semana en Panamá. La idea es que pueda estar como receptor entre "110 y 120 partidos, tratar de competir por un guante de oro, y cubrir unos cuantos juegos en primera", agregó al portal de la MLB.

Un jugador clave

En sus seis últimas temporadas completas con los Reales, el venezolano registró al menos 129 apariciones en cada una de esas campañas. Fue clave en la consagración de Kansas City en la Serie Mundial del 2015, en que terminó con el premio al jugador más valioso.

Aunque registró en el 2018 su porcentaje de bateo más bajo en su carrera (.235), Pérez repitió los 27 jonrones y las 80 carreras impulsadas del año anterior.

Su lesión en el codo durante un entrenamiento en la pretemporada primaveral golpeó a los Reales, que pasaban por un momento de reconstrucción y habían terminado en el sótano de su división en la Liga Americana en 2018. El año pasado quedaron penúltimos.

Pérez aseguró que trabajó duro en la recuperación y que se siente saludable del brazo. Aunque el partido de exhibición en Panamá fue sólo un espectáculo sin ninguna exigencia, al venezolano se lo vio disfrutar en el terreno, bateó y calentó su brazo con tiros hasta desde los jardines.

"Estoy bien, esperando el 2020 y que las cosas salgan bien", subrayó a The Associated Press, mientras firmaba autógrafos a un grupo de personas y sonreía ampliamente a la gente que lo llamaba desde las tribunas.

"Se lo ve bastante bien", comentó el ex Grandes Ligas curazaleño Andruw Jones, quien trajo a Pérez y al dominicano Vladimir Guerrero Jr., entre algunos otros amigos peloteros activos y retirados de las mayores, al encuentro de sóftbol en Panamá. "Salvy ha trabajado mucho para su regreso. Sé que seguirá siendo un jugador importante en su equipo".

Oswaldo "Ozzie Guillén", exjugador y exmánager de las Grandes Ligas, también espera un gran año en el regreso de su compatriota. "Para eso viene trabajando".

Ya ha jugado en la inicial

La posibilidad de que tenga que ocupar la primera base no representará un cambio tan desconocido para Pérez, ya que él ha jugado esa posición en al menos seis ocasiones con los Reales, tres de ellas en el 2018, según estadísticas de las mayores.

El venezolano también es optimista respecto al futuro inmediato de sus Reales.

"Tenemos unos muchachos jóvenes que les gusta jugar pelota fuerte, están aprendiendo a competir", afirmó Pérez, cuya ausencia la temporada pasada la cubrieron los receptores Cam Gallagher y el colombiano Meybris Viloria, de 22 años. "Yo creo que esa es la clave, eso es lo importante; esperamos estar en los playoffs pronto".

Respecto algunas propuestas de cambios de reglas que baraja las Grandes Ligas, como la exigencia que los lanzadores tengan que enfrentar a un mínimo de tres bateadores, Pérez dijo que eso se lo dejaba a los que saben de esos menesteres.

"Yo voy a disfrutar lo mío", agregó, sonriendo.

Más Noticias