Organizadores de Tokio 2020 reducirán $ 284 millones en gastos

La inauguración de los Juegos Olímpicos está prevista para julio de 2021. Se espera que la ceremonia inaugural sea menos pomposa y bastante simple.

Por:  AFP

Los organizadores japoneses de los Juegos Olímpicos de Tokio-2020, aplazados a 2021 debido al coronavirus, anunciaron que buscarán reducir 30.000 millones de yenes (284 millones de dólares) en el presupuesto de gastos, mediante diversas medidas de “simplificación” y de “optimización” ya establecidas.

Este ahorro será realizado en parte gracias a una reducción de costos de personal y de decoración, declaró el comité organizador en un comunicado.

“Es un resultado significativo teniendo en cuenta las circunstancias”, se felicitó el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, tras una reunión de la comisión ejecutiva de la instancia en Lausana.

Bach, no obstante, recordó “que la mayoría de los gastos ya se han realizado”, lo que deja a los organizadores con un margen de maniobra “muy limitado”.

¿Restricciones de aforo?

El coste final del evento, oficialmente presupuestado antes de la pandemia en unos 13.000 millones de dólares para la parte japonesa, sigue siendo una incógnita, ya que los gastos suplementarios causados por el aplazamiento no se han hecho públicos todavía.

“Tokio-2020 piensa que este trabajo ayudará a crear un modelo para los futuros eventos mundiales, incluidos los próximos Juegos, en el marco de la nueva normalidad que vivimos ahora”, afirma el comunicado.

Los organizadores declararon que presentarán un presupuesto actualizado, teniendo en cuenta los costos suplementarios y el precio de las medidas relacionadas con el covid-19, antes de final de año.

El aplazamiento del evento al verano (boreal) de 2021 ha supuesto un rompecabezas para la organización de los Juegos, que ha tenido que reservar de nuevo muchas de las instalaciones y los transportes, prorrogar los contratos del personal del comité de organización y renegociar los contratos con los patrocinadores.

El 25 de septiembre, planes para organizar unos Juegos menos ambiciosos fueron anunciados en Tokio, con una reducción del número de entradas gratuitas, menos invitados oficiales, la supresión de algunas ceremonias y ahorros en la decoración, las mascotas y la pirotecnia.

En Lausana, Bach se reafirmó en su intención de que acudan a Tokio “espectadores internacionales”, pero “no sabemos si se podrán llenar los estadios o si hará falta tomar otras medidas”.

No descartó incluso que la habitualmente pomposa ceremonia de inauguración sea simplificada sin alterar “la experiencia de los atletas”, anunció el jefe del COI.

“Hemos aprendido”

Los Juegos de 2020 fueron aplazados a principios de este año, cuando el coronavirus se expandió en el mundo. Su inauguración está ahora prevista para el 23 de julio de 2021.

La pandemia persistente hace todavía planear una duda sobre la realización de un evento que debe reunir a 11.000 deportistas de todo el mundo.

Pero los organizadores nipones y el Comité Olímpico Internacional (COI) se muestran más confiados desde hace algunas semanas, animados por el retorno de otras competiciones internacionales deportivas de primer plano.

Citando los casos del Mundial de ciclismo y triatlón o Roland Garros, Bach aseguró que se ha demostrado que “se pueden organizar grandes eventos deportivos aunque no exista una vacuna” contra el covid-19.

Desde el anuncio en marzo del aplazamiento de los Juegos, “los expertos médicos, los laboratorios, los gobiernos... todos hemos aprendido y se han hecho progresos en la gestión de los desafíos del virus”, concluyó Bach.

Más Noticias