Miguel Cabrera llegó a 478 vuelacercas de por vida

El venezolano rebasó a Adrián Beltré del puesto 30 de la historia y se acercó a los 493 de Lou Gehrig y McGriff. También superó en impulsadas a Cal Ripken Jr.

Por:  Agencias

El venezolano Miguel Cabrera rebasó a dos superastros al conectar un jonrón el sábado 25-J , en la victoria de los Tigres de Detroit  6-4 sobre los Cincinnati Reds.

Cabrera, que se ponchó cuatro veces, disparó un cuadrangular de dos carreras en la séptima entrada, para que Detroit tomara fugazmente la ventaja por 4-3. El venezolano rebasó así al dominicano Adrián Beltré, con quien compartía el trigésimo puesto en la lista de los mayores jonroneros en la historia.

Ahora, Cabrera tiene 478 vuelacercas. Dos miembros del Salón de la Fama, Lou Gehrig y Fred McGriff comparten el 28vo puesto, con 493 bambinazos.

"Creo que tenemos ya la pelota de ese jonrón", dijo el mánager Ron Gardenhire. "Los números muestran que él  es uno de los más grandes jugadores de la historia. Ciertamente es uno de los más grandes de mi generación. Lo sigue siendo y es espectacular".

Las dos impulsadas permitieron además que Cabrera rebasara a Cal Ripken Jr, otro miembro del Salón de la Fama, para colocarse en el 25to sitio de la lista histórica, con 1,696 producidas. Necesita tres para alcanzar a Jim Thome, otro integrante del recinto de Cooperstown.

Wilmer Flores también la botó

Wilmer Flores pegó un vuelacercas y los Gigantes se impusieron el sábado 5-3 a los Dodgers de Los Ángeles, para que Gabe Kapler lograra su primera victoria como manager de San Francisco.

El venezolano abrió el tercer acto con un garrotazo que depositó la esférica en el pabellón detrás del jardín izquierdo. La zona está cubierta por lonas, en vista de que no hay público en el parque.

La tecnología usada por Fox en el juego hizo parecer que había fanáticos en las butacas.

Luego de ser superados por un acumulado de 17-2 en los primeros dos compromisos, los Gigantes aprovecharon las dificultades con que se topó el abridor Alex Wood para evitar una derrota que los hubiera dejado con una foja de 0-3. La última vez que San Francisco inició una campaña con ese récord fue en 2012.

Los Gigantes anotaron en cada uno de los primeros cuatro innings. Al caer el último out, formaron fila cerca del montículo, y celebraron, haciendo chocar sus codos.

Más Noticias