"Me sentía como si tuviera 100 años": E-Rod superó el covid-19

El venezolano de los Medias Rojas de Boston regresó al Fenway Park y se reencontró con sus compañeros.

Por:  Agencias

El venezolano Eduardo Rodríguez regresó a Fenway Park y volvió a sonreír, mientras se reencontraba con sus compañeros de los Medias Rojas de Boston, tras superar el contagio por el nuevo coronavirus.

El zurdo no la pasó bien durante buena parte de sus días de confinamiento y reveló que nunca había atravesado por algo siquiera similar a lo que sufrió con el covid-19.

“Sentía todos los síntomas, todos los síntomas que ves en Google”, declaró a MLB.com el valenciano, que estuvo inactivo en su casa de la Florida durante unos 14 días. “Tenía dolores de cabeza, fiebre, todo eso. Me dio bien duro, de verdad”.

Rodríguez, de 27 años, solo había estado lastimado por razones relativas a sus actividades físicas como lanzador. Jamás a un virus con esas características.

“Nunca había estado tan enfermo en mi vida y no quiero volver a enfermarme así”, destacó. “Diría que los primeros cuatro días fueron los peores. Salí de la cama y me sentía como si tuviera 100 años”.

El abridor, que será clave para Boston por la ausencia de Chris Sale --en lista de lesionados luego de someterse a la cirugía Tommy John-- le dijo al Boston Globe que no debe tomarse a la ligera la Covid-19.

El venezolano agregó que las personas deberían usar tapabocas, lavar sus manos y ser cuidadoso ante la amenaza del contagio.

Trabajo progresivo

El peligroso inconveniente de salud apartó a Rodríguez de ser el abridor del Día Inaugural de los patirrojos, un honor que recayó en el veterano Nathan Eovaldi, y lo llevará a comenzar la temporada en lista de incapacitados.

Pero la buena noticia es que, una vez que superó la sintomatología del coronavirus, E-Rod pudo lanzar pelotas a una malla y es posible que regrese pronto, una vez realice tareas progresivas (bullpen, juegos simulados, prácticas de bateo en vivo).

“Estamos tratando de que recobre la fuerza en el brazo”, puntualizó el manager Ron Roenicke. “Pero sé que él estuvo bien contento cuando supo que podía volver a unirse al equipo y cuando pisó el terreno. Ahora tiene la misión de ponerse en forma”.

Más Noticias