La marcha de Vettel abre las puertas a Leclerc como líder de Ferrari

Charles Leclerc, con apenas 22 años, se podría convertir en el piloto número uno de la escudería italiana.

Por:  AFP

La marcha de Ferrari a finales de 2020 del cuadruple campeón del mundo de Fórmula 1, Sebastian Vettel, coloca a Charles Leclerc, de 22 años, en posición de número uno tras solo una temporada en el seno de la Scuderia.

Si el discurso oficial decía que no había número uno o dos en Ferrari este año, contrariamente a la precedente, donde el experimentado Vettel era el líder, la relación de fuerzas se ha invertido ahora.

Además, para la marca italiana, el monegasco, segundo piloto más joven de la historia de Ferrari a su llegada en 2019, es una inversión a largo plazo.

Primer piloto formado en el seno de la filial de jóvenes de la Scuderia en integrar el equipo de Fórmula 1, Leclerc amplió en diciembre su contrato hasta finales de 2024.

Una posición privilegiada cuando la mayor parte de los pilotos de la parrilla de salida finaliza contrato al término de la temporada 2020, en un curso de la Fórmula 1 que espera comenzar en Austria a principios de julio, con cuatro meses de retraso debido a la pandemia del coronavirus.

Conquista

Entre lucha de generaciones e historia de amor, la conquista de Ferrari por Leclerc no ha tardado.

En los ensayos de pretemporada de 2019, interrogado sobre la jerarquía entre sus pilotos, el nuevo patrón de Ferrari, Mattia Binotto, respondió que estos son “libres de luchar entre ellos”, pero que en caso de “situación ambigua”, Vettel es el “campeón”.

Elección lógica entre el campeón del mundo entre 2010 y 2013 con Red Bull, con la veteranía de sus 31 años (ahora 32), y un joven que iniciaba su segunda temporada en Fórmula 1, la primera con Ferrari.

Pero el monegasco es más rápido en el primer gran premio, en Australia, y se le niega la autorización de atacar a Vettel.

En la carrera siguiente, en Baréin, firma la pole position, adelanta a Vettel sin el acuerdo de su estado mayor y solo una avería impide su triunfo.

Es también el monegasco quien abre el contador de victorias de Ferrari en el Gran Premio de Bélgica, antes de ofrecer a la Scuderia su primer triunfo en Italia desde 2010.

De este modo, acabó conquistando el corazón de los tifosi, ya seducidos por este nuevo fichaje talentoso, ambicioso y carismático, que se da el lujo de hablar un italiano impecable.

“En apenas poco más de seis meses”, el monegasco “ha conquistado todo: la Scuderia, el amor del pueblo Ferrari y sin duda el futuro”, lo adulaba La Gazzetta dello Sport, en oposición a un Vettel que, en cinco años, no logró recuperar ese anhelado título mundial de pilotos.

 Carlos Sainz, en las quinielas

Si su rivalidad culminó en un choque en Brasil al final de la temporada, los dos hombres “se entienden muy bien”, no dejan de decir en Ferrari, y el más joven rindió homenaje al veterano en las redes sociales este martes.

“Ser tu compañero ha sido un gran honor para mí. Hemos vivido momentos de tensión en pista. Ha habido muy buenos y otros que no han terminado como queríamos, pero siempre en el respeto, incluso si no fue percibido de este modo en el exterior. Nunca he aprendido tanto como contigo con un compañero. Gracias por todo, Seb”, escribió Leclerc.

Ahora se plantea la cuestión de quién sustituirá a Vettel en 2021 y cuál será su estatus respecto al monegasco.

La pista Lewis Hamilton se ha enfriado mucho, ya que el británico insistió estos últimos días en sus ganas de seguir en Mercedes.

Más calientes están las vías del español Carlos Sainz (McLaren), del italiano Antonio Giovinazzi (Alfa-Romeo), también salido de la filial de Ferrari, o del australiano de origen italiano Daniel Ricciardo (Renault). Aunque este último no tiene el perfil de un tranquilo número dos.

Más Noticias