La Real Sociedad vuelve a una final de la Copa del Rey 32 años después

El rival del equipo vasco en la final del próximo 18 de abril en el estadio de La Cartuja de Sevilla saldrá del partido que enfrentará este jueves al Granada con el Athletic de Bilbao, que ganó 1-0 en la ida en San Mamés.

Por:  AFP

La Real Sociedad jugará 32 años después una final de Copa del Rey, tras imponerse 1-0 este miércoles en el campo del Mirandés, último superviviente de la segunda división, en la vuelta de las semifinales del torneo del KO.

Mikel Oyarzabal marcó de penal (41) el tanto que dio a la Real Sociedad, que ya se había impuesto en la ida por 2-1, el pase para su primera final copera, desde la que perdió ante el Barcelona (1-0) en 1988.

La Real Sociedad dominó a un Mirandés que no pudo alcanzar la que hubiera sido la primera final de su historia, quedándose por segunda vez a sus puertas.

Avisó pronto la Real con un cabezazo de Adnan Januzaj que se fue fuera por poco (7).

El internacional belga fue un quebradero de cabeza para los locales con sus rápidas entradas por la banda derecha, desde donde, en la segunda parte se sacó un disparo que repelió el larguero (46).

Ahogados por la fuerte presión adelantada visitante, el Mirandés optó por buscar sus opciones con balones largos buscando delante al brasileño Matheus.

El equipo local, matagigantes de la competición tras llegar a semifinales eliminando a Celta, Sevilla y Villarreal, sufría para llegar a los dominios del portero Alejandro Remiro, que apenas tuvo trabajo.

- Penal decisivo -

Mientras su homólogo local, Jesús Reguillos 'Limones' despejaba con dificultad un disparo desde la frontal del brasileño Willian José (26). 

Fue la mejor ocasión visitante en la primera parte hasta que cerca del descanso el mediocentro francés Mickael Malsa desvió con la mano en el área un centro de Joseba Zaldúa, en una acción castigada con penal.

Mikel Oyarzabal, que ya había marcado en la ida, transformó la pena máxima para adelantar a los vascos (41).

Obligado a marcar dos tantos para igualar la eliminatoria, el Mirandés salió demasiado apresurado e impreciso tras el descanso, frente a una Real Sociedad que buscó mantener el control del balón.

Jon Guridi, cedido por la Real Sociedad en el Mirandés, pudo igualar en un disparo desde la frontal frontal que despejó Igor Zubeldia cuando iba a portería (51).

Las principales armas del Mirandés, Matheus, Martín Merquelanz o Guridi estuvieron durante todo el partido muy vigilados por la defensa donostiarra, impidiendo sus arrancadas.

En una de las escasas llegadas locales, Matheus cabeceó picado un balón que detuvo con dificultades Remiro echándose abajo (70).

El Mirandés, que no encontraba los huecos en el buen trabajo defensivo de la Real Sociedad, dio entrada a Marcos André por Antonio López (72) y a Mario Barco por Álvaro Rey (83) para jugar con tres delanteros en busca del gol.

Sin nada que perder, los locales se lanzaron a la desesperada en los últimos diez minutos, pero la Real aguantó para acabar llevándose el partido y el pase a la final.

Más Noticias