Publicidad

Actualizado hace 29 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Deportes
04:29 PM / 24/06/2019
Inglaterra derrotó a Camerún 3-0 para sellar su boleto a los cuartos
AFP
AFP

Inglaterra venció a Camerún por 3-0, este domingo en Valenciennes, con lo que sacó su billete a cuartos de final del Mundial femenino de fútbol de Francia 2019, donde se verá las caras con Noruega.

En un partido con muchas consultas al VAR, los tantos de Stephanie Houghton a los 14', Ellen White en el 45+4' y Alex Greenwood a los 58 minutos dieron a Inglaterra el billete a cuartos para enfrentarse el jueves, en Le Havre, a Noruega, que eliminó el sábado a Australia por penales.

El videoarbitraje acordó primero el gol del 2-0 a Inglaterra en el minuto 45+4, tras dudar sobre un posible fuera de juego, antes de anular un tanto a Camerún a los 48 minutos, también por presunta posición antirreglamentaria de Ajara Nchout. 

Las africanas protestaron con vehemencia ambas decisiones y dio la impresión de que no querían seguir jugando.

"Querría dar las gracias a mis jugadoras por su actuación pese a los errores de arbitraje. El colegiado se equivocó mucho. Miren el partido, tendrán ocasión de ver los errores. Mis jugadoras nunca se negaron a jugar. Son muy profesionales", afirmó el seleccionador camerunés, Alian Djeumfa.

"Si nos hubieran concedido el 2-1, les aseguro que el resultado habría sido otro", añadió.

El seleccionador inglés, Phil Neville, se quejó, por su parte, del comportamiento de las camerunesas.

Neville, avergonzado

"Me sentí completamente avergonzado del comportamiento de las rivales. Y estoy orgulloso de la actitud de mis jugadoras en esas circunstancias que nunca había visto en un terreno de fútbol", señaló Neville.

"Es como volver a los tiempos de cuando eras niño, y perdías y volvías a casa llorando con tu balón", añadió

Brillantes en la primera fase, con tres victorias frente a Escocia, Argentina y Japón, finalista en 2015, las jugadoras de Neville obtuvieron el billete a cuartos, pero no mostraron su mejor cara y deberán alzar su nivel para luchar por llegar a semifinales, como hace cuatro años en Canadá, donde terminaron terceras.

En un partido jugado en el norte de Francia bajo un fuerte calor, las inglesas no solo contaron con la ayuda del VAR sino también con la colaboración de las camerunesas en jugadas clave.

El camino a la victoria se inició con un error de las Leonas Indomables.

Tras un centro de White, la defensa camerunesa Augustine Ejangue tocó el balón hacia su guardameta, Anette Ngo Ndom, que agarró la pelota con las manos en lugar de despejarlo con el pie.

La árbitra interpretó una cesión en lugar de un fallo en el control, señalando un golpe franco indirecto dentro del área, a cinco metros de la línea de gol. Houghton anotó el primer tanto en esa jugada. 

"Sentí que el partido se nos escapaba en esa decisión. Fue un abuso. No queríamos encajar un gol en los primeros veinte minutos pero los árbitros decidieron otra cosa", dijo el técnico camerunés.

Después, los tantos de White y Greenwood sentenciaron el partido.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS