Familia de fanáticos latinos demanda a los Dodgers por $17 millones

La demanda sostiene que los fans fueron "atacados y maltratados" por personal de seguridad durante  un incidente en las tribunas en el que ellos no intervinieron.

Por:  Agencias

Una familia de fanáticos de los  Dodgers de Los Angeles está buscando $ 17 millones en daños por reclamos de que fueron discriminados racialmente y tratados con fuerza excesiva por el personal de seguridad del equipo durante un juego en octubre de 2109.

La demanda, presentada en la Corte Superior de Los Ángeles el jueves 25-J, se deriva de un incidente que tuvo lugar después de la derrota de los Dodgers al final de la temporada ante los Washington Nationals en el juego 5 de la Serie Divisional de la Liga Nacional del año pasado.

Afirma que siete miembros de la familia Verdin fueron llamados "pandilleros" y "matones" mientras eran "acosados, atacados y maltratados" por los empleados de seguridad de los Dodgers a pesar de ser espectadores inocentes cerca de otro fanático que estaba "actuando erráticamente, empujando y gritando a los demandantes y sus miembros de la familia".

En un comunicado de prensa, el abogado de la familia, Peter diDonato, dijo que la seguridad del Dodger Stadium "atacó a los Verdin, una familia latina, sin causa justificada debido a discriminación racial ilegal". La demanda busca $7 millones en daños por asalto, agresión, encarcelamiento falso, infligir angustia emocional y violación de derechos civiles federales, más $10 millones adicionales por daños punitivos, según el comunicado.

Un representante de los Dodgers dijo que el equipo no comenta sobre asuntos legales pendientes.

La demanda afirma que a David Verdin, de 24 años, se le sometió a una movida física estrangulante y fue golpeado varias veces en su cuerpo y su cabeza, y su hermano, Rigoberto Verdin Jr., de 26 años, fue inmovilizado en el suelo y la rodilla del oficial estaba sobre su cuello. Supuestamente, Javier Verdin, de 16 años, fue arrojado al suelo por la seguridad del Dodger Stadium, y Jamie Verdin, de 18 años, recibió un golpe en la cara y una fractura en la nariz. David y Rigoberto Jr. fueron llevados a la cárcel, pero no se presentaron cargos, según la demanda.

Más Noticias