Bayern Munich, el primer gigante de vuelta en Europa

El club alemán superó 2-0 al Unión Berlín. Se trata del primer club de élite en Europa en volver a las canchas dejando atrás la pandemia por el coronavirus.

Por  AFP

"¡Gracias, Bundesliga!": el planeta fútbol celebró un regreso exitoso del campeonato alemán, en un fin de semana que el Bayern Múnich, el gran favorito y líder, cerró este domingo 17 de mayo con una victoria 2-0 en el terreno del Unión Berlín.

A puerta cerrada, siguiendo un estricto protocolo sanitario y adaptándose a la nueva realidad, no hubo incidentes destacados en este primer fin de semana de partidos profesionales en Alemania, más de dos meses después del parón por la pandemia del nuevo coronavirus.

El lunes se cerrará la 26ª jornada con el último partido, entre Werder Bremen y Bayer Leverkusen.

En Berlín, el Bayern se reencontró este domingo con la competición en un partido en el que no brilló pero en el que un penal transformado por Robert Lewandowski (minuto 40) y un tanto de cabeza en un saque de esquina de Benjamin Pavard (80) bastaron para conseguir su objetivo.

Con ello, el Bayern mantuvo su ventaja de cuatro puntos sobre el Borussia Dortmund, segundo y que el sábado había goleado 4-0 al Schalke 04 en el derbi del Ruhr, uno de los partidos que marcó la reanudación del campeonato.

El fútbol volvió a ser por lo tanto protagonista, a pesar de que las nuevas circunstancias llamaron la atención de casi todos.

En el estadio Alten Försterei de Berlín, apenas 300 personas, entre ellas varios periodistas, estaban autorizadas para entrar en el recinto, previo control de la temperatura.

Poco antes del partido, la policía dispersó a un grupo de unas decenas de aficionados, que habían acudido al lugar a ver de cerca a los futbolistas.

"Estábamos justo delante el estadio y la policía nos dijo que nos fuéramos", contó a la AFP Norbert Kuerzner, un hincha del Unión Berlín, que estaba paseando con su esposa.

Gran audiencia de TV 

Alemania se ha convertido así en la primera gran liga europea en regresar tras el parón por el covid-19.

Más de seis millones de telespectadores se reunieron el sábado en Alemania para seguir los primeros partidos, permitiendo a Sky batir sus récords de audiencia para este campeonato, según la web especializada DWDL.de.

Dispuesto siempre a subrayar el orgullo nacional, el diario  Bild tituló en su portada del domingo: "¡Así es cómo el mundo celebra nuestra Bundesliga!".

Y varias estrellas del balón se expresaron en las redes sociales para celebrar el regreso del fútbol, que únicamente no se detuvo por el coronavirus en países muy de segunda fila en este deporte, como Bielorrusia o Turkmenistán.

"Lo dicen y lo hacen. ¡Gracias, Bundesliga!", escribió Zlatan Ibrahimovic, la estrella sueca ahora en el AC Milan.

"Primer balance tras 90 minutos, fue extraño sin aficionados, como se preveía, pero pese a todo da gusto volver a ver fútbol después de tanto tiempo", valoró el jugador alemán del Manchester City Ilkay Gündogan.

El equipo técnico del club de Munich estaba con tapabocas.
 

Otros, como el colombiano del Galatasaray Radamel Falcao se preguntaba si las medidas sanitarias no eran exageradas: "¿Existirá una razón técnica para que no se permita el abrazo en los goles? Durante todo el partido estamos en constante contacto. ¡En un tiro de esquina están los defensores encima tuyo!. En las barreras están todos juntos".

"Wunderbar" 

En la prensa internacional también se vivía con entusiasmo este domingo el regreso a la "normalidad" cuando buena parte del mundo inicia planes de desconfinamiento. "Wunderbar" ("Maravilloso"), tituló en alemán el diario británico Mirror on Sunday. 

El francés L'Equipe consagró seis páginas a la Bundesliga y dio voz al exinternacional Bixente Lizarazu: "Los alemanes se prepararon rápido mientras que nosotros estábamos discutiendo", declaró la exestrella del Bayern Múnich en referencia a los actores del fútbol francés, cuya liga, a diferencia de Alemania, fue cancelada.

La banca del club estaba en un lugar inusual, las tribunas del estadio.
 

El regreso del fútbol, no obstante, no ha sido sencillo tras más de dos meses de confinamiento y en esta nueva cotidianidad han aparecido nuevos reflejos.

Con cierto humor, el director deportivo del Eintracht de Fráncfort, Fredi Bobic, comentó los dos goles en los primeros siete minutos que recibió su equipo en la derrota contra el Mönchengladbach (3-1): "En los primeros minutos estábamos con el estado de espíritu del coronavirus y respetamos las reglas de distanciamiento social. "¡Lo estúpido es que lo hayamos hecho en nuestro área!".

Las imágenes de besos y abrazos en los primeros partidos molestaron a algunos.

El jefe del gobierno regional de Baviera, Markus Söder, sugirió a la liga alemana que "refuerce sus consignas" sanitarias para que sean más estrictas por el factor de "ejemplaridad" que debe tener el fútbol en un momento en el que pide limitar el contacto físico.

Más Noticias