Arturo Vidal denunció al Barcelona por una deuda de 2.4 millones de euros

El monto total de los incentivos de 4.097.500 euros, pero reconoce haber percibido unos 1.693.000 euros, por lo que restaría abonar unos 2.404.500 euros.

Por:  Agencias

El chileno Arturo Vidal denunció al club catalán ante la Comisión Mixta de La Liga y la AFE por la falta de pago de unas variables económicas dentro de su contrato, una deuda que ronda los 2.4 millones de euros. 

De acuerdo con el diario español ABC, la entidad de Barcelona entiende que el dinero no debe ser abonado al mediocampista y que la demanda esta siendo utilizada como un modo de presión para lograr su salida. El Inter de Milán es uno de los equipos más interesados en el mediocampista.

El mencionado medio afirmó que los abogados del jugador presentaron los documentos el 5 de diciembre en los que se alegan los reclamos del jugador.

Según los abogados de Vidal, una de las cláusulas indica que tiene que percibir dos millones de euros en caso de disputar el 60% de los partidos, con un mínimo de 45 minutos por encuentro. El diario Sport de Barcelona aseguró que Vidal no llegó a ese porcentaje, pero entiende que debe percibir el 50% de ese monto.

Otro punto de discordia es que el delantero de la Roja exige 1.4 millones de euros por alcanzar los cuartos de final de la "Champions", mientras que el Barcelona contradice y afirma que solo le corresponde la mitad.

Además exige el pago de 250.000 euros por coronarse campeón de La Liga.

“El encargado de esto no soy yo. Para eso está mi representante y mi abogado, que se encargan de esas cosas, de los premios. Me parece injusto si falta ese dinero, pero es un tema ajeno a lo que estamos viviendo hoy”, declaró el chileno en diálogo con ADN.

Además, no quiso dar precisiones con respecto a su futuro. "Estoy de vacaciones y solo quiero hablar de lo que pasa acá”, manifestó.

El monto total de los incentivos de 4.097.500 euros, pero reconoce haber percibido unos 1.693.000 euros, por lo que restaría abonar unos 2.404.500 euros.

El equipo catalán sostuvo ante la Comisión Mixta que esto es una forma de presionar para lograr una salida ante los rumores que lo colocan en el fútbol italiano.

“No estoy feliz porque me gusta jugar, ayudar al equipo y estar en los partidos importantes (...) Me gustaría estar aquí siempre, pero he de ser objetivo y vivir el día a día. Si en diciembre o cuando acabe la temporada no siento que soy importante aquí tendré que buscar una solución y ampliar horizontes para ser importante. Cuando se abren los mercados, si uno no se siente importante uno toma la decisión”, había lanzado en modo de ultimátum Vidal hace algunas semanas.

Más Noticias