Alonso correrá con McLaren las 500 Millas de Indianápolis

Será el tercer asalto a la Triple Corona del asturiano, tras 2017 y 2019

Por:  Agencias

Fernando Alonso correrá las 500 Millas de Indianápolis con McLaren SP Chevrolet en 2020. Apenas semanas después de que Fernando Alonso y McLaren anunciaran su desvinculación en calidad de embajador, Zak Brown y el asturiano se han estrechado de nuevo la mano y han firmado un nuevo contrato para la Indianápolis, con el tercer coche del equipo Arrow McLaren Schmidt Peterson, en la que será la tercera participación del asturiano en el óvalo de Indiana, la segunda consecutiva con el equipo de Woking y motor Chevrolet.

Alonso probó suerte en el IMS por primera vez en mayo de 2017, junto al equipo Andretti y motor Honda, edición en la que partió quinto pero finalmente tuvo que abandonar a falta de 31 vueltas, a pesar de haber llegado a liderar la prueba. Ocupado con sus tareas de Resistencia en Le Mans, el español no participó en 2018 y volvió a Indiana en 2019, año del fiasco junto a McLaren Chevrolet en la que no logró clasificar entre los 33 primeros y por ende, tomar la salida en la carrera.

McLaren ha confirmado que, igual que en 2019, Alonso competirá con el número 66 –el 14 lo tendrá Tony Kanaan y el 29, James Hinchcliffe– y con el patrocinio principal de Ruoff Mortgage, quienes seguramente tendrán algo que decir con la decoración del coche.

"Soy un carrerista y las 500 Millas de Indy es la mejor carrera del mundo. Amo a sus increíbles aficionados que hacen que todo sea especial para los pilotos y han hecho que quiera volver. Tengo mucho respeto por la prueba y sus competidores y estoy deseando competir contra ellos", ha explicado el asturiano.

"Era importante para mí explorar las opciones, pero McLaren SP siempre ha sido una de mis prioridades. Tengo una relación especial con McLaren y la lealtad es sólida. Pero además, estoy impresionado con su nueva organización junto a Chevrolet. Estoy convencido de que seremos competitivos. Tengo muchas ganas de empezar las preparaciones".

Sam Schmidt, copropietario del equipo McLaren SP:

"Añadir a Fernando a nuestro equipo nos añade un nuevo nivel de experiencia y calidad que beneficiará a nuestros dos jóvenes pilotos. Tenemos un coche rápido y creemos que Fernando tiene el talento para estar delante, no solo participar. Eso, junto con la potencia de Chevy y la experiencia del equipo, hará que nuestra alineación de pilotos sea de las mejores de la parrilla".

Con el anuncio de este acuerdo, cobra sentido lo que dijo Fernando en Instagran hace apenas 24 horas: "Volveré a intentar la Indy 500 este año", pese a que horas antes se hubiera anunciado su ruptura con Andretti, a pesar de que el acuerdo se había dado por hecho hace menos de una semana.

La de McLaren era una de pocas las vías posibles, por no decir la única. Una vía que Sam Schmidt, el copropietario del equipo Arrow McLaren SP de Indycar, dejó abierta en declaraciones recientes: "No tenemos ningún acuerdo con Fernando, pero esto significa que Zak no está hablando con él. En los últimos ocho meses he defendido a capa y espada que Alonso es campeón de Fórmula 1 y que sería muy bueno para las 500 Millas y para la categoría que estuviese aquí. Necesita estar en la Indy 500".

Recordemos que Fernando Alonso decidió no renovar como embajador de McLaren porque estaba hablando con Andretti para las 500 Millas de Indianápolis, un acuerdo que se fue al traste. Primero se dijo que Honda había vetado el acuerdo con Andretti, aunque Michael, justo al anunciar que será James Hinchcliffe –un piloto muy vinculado a Honda– quien llevaría el coche suplementario en Indianápolis, afirmó que "no ha habido veto por parte de Honda, simplemente no llegamos a un acuerdo", aunque también añadió que la discrepancia no era un tema meramente económico.

Está claro que en el ideario de Fernando, conseguir la Triple Corona se ha convertido en su objetivo prioritario por no decir único. De ahí todos estos movimientos de Fernando en busca de la mejor opción para ganar. Andretti era una de ellas y entre ambos hay gran 'feeling', pero no ha podido ser. Y este año la asociación de McLaren con Sam Schmidt ofrece todas las garantías, ya que el equipo de Sam es uno de los mejores de la categoría y además usa motores Chevrolet. Los otros grandes equipos especialistas en Indianápolis no parecían tener hueco para el asturiano.

Más Noticias