Publicidad

Actualizado hace 290 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Curiosidades
09:58 AM / 24/08/2016
Italia conmemora este miércoles la destrucción de Pompeya
Agencias
Archivo

Tal día como hoy,un 24 de agosto del 79 d.C, la ciudad romana de Pompeya junto con su vecina Herculano, fueron sepultadas por un manto de material piroclástico provocado por la erupción del monte Vesubio ,que mató a múltiples de sus habitantes y enterró las ciudades por varios siglos.
Ese día,el escritor Plinio( el joven) de 17 años, se encontraba de vacaciones con su madre en la bahía de Nápoles, al otro lado de Pompeya.Su tío,el también escritor e historiador Plinio (el Viejo),había llegado de Roma para atender unos asuntos navales.Entonces una extraña nube apareció en el cielo por encima del monte Vesubio.
Plinio (el Joven) relató lo sucedido:


"El día 24 de agosto al mediodía,a mi madre le llamó la atención una nube de un tamaño y de un aspecto poco corrientes. Pidió los zapatos y se subió a un sitio donde poder ver mejor el fenómeno. El aspecto general de la nube puede describirse mejor por como el de un pino,porque se elevaba a una gran altura en una especie de tronco,y después se dividía en ramas.Unas veces parecía blanca y otras manchada y sucia.

La nube era tan asombrosa,que mi tío (Plinio el Viejo),quería estudiarla de cerca y ordenó que le prepararan un bote. Sin miedo alguno, cruzó la bahía directo hacia el peligro tomando notas de los movimientos y formas de las nubes.Muy pronto empezó a caer ceniza muy densa. Después cayó piedra pómez negra y chamuscada... todo temblaba..."

El escritor Plinio (el viejo) fue una víctima más del Vesubio,al igual que Pompeya y la cercana ciudad de Herculano,que quedaron enterradas bajo un torrente de ceniza y material piroclástico.Las ciudades se olvidaron hasta que fueron reencontradas 1600 años después, e ironías de la historia:la misma ceniza mortal que las sepultó,fue la que permitió preservarlas para la posteridad,lo que contribuyó a comprender un poco más como funcionaba la civilización romana.

Pero aparte de todas las reliquias que se iban desenterrando,a los arqueólogos les intrigaban las extrañas formas que se perfilaban en las capas de ceniza que se extendían por toda la antigua ciudad.Cuando se iniciaron las excavaciones en Pompeya daban constantemente con estos curiosos vacíos,y al final comprendieron que antes allí había cuerpos humanos que se pudrieron dejando (por así decirlo) un molde perfecto en la piedra pómez.. A los expertos se les ocurrió rellenar estos agujeros con forma humana con yeso.Gracias al yeso consiguieron réplicas exactas de los cuerpos humanos tal y como habían quedado, cita nota del grupo Arqueología, civilizaciones antiguas y misterios.

Hay restos extraordinarios en los que se aprecia movimiento ,y reproducciones que se llevaban las manos a la cara en un intento de protegerse. De los yacimientos que se extienden por el desastre,se han encontrado decenas de estas sobrecogedoras esculturas. Las crispadas formas humanas que se consiguieron con este método del yeso,se encuentran entre los vestigios más conmovedores del mundo antiguo:se perciben detalles de sus vestiduras, las posiciones corporales,e incluso expresiones faciales precisas.
Y así,siglos después, podemos mirar a los ojos de los romanos que se quedaron atrapados en la tragedia del Vesubio,que comenzó un día como hoy del 79 d.C.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
MAS NOTAS DECuriosidades
Ver más