Publicidad

Actualizado hace 163 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Curiosidades
02:00 PM / 11/10/2019
Cómo salir de la difícil situación que es el concurso de acreedores
Luis del Barco

Entrar en concurso de acreedores es una complicada situación a la que ninguna empresa quiere tener que enfrentarse, pero que en estos tiempos, por desgracia, es más frecuente que en periodos anteriores. Las complicaciones economicas y problemas de la más diversa índole se han convertido, para muchos, en una constante difícil de superar y que, en última instancia, terminarán por amenazar la estabilidad y futuro de la compañía o negocio en su máxima medida.

Pero ¿en qué consiste entrar en concurso de acreedores? Y lo más importante: ¿Qué hacer cuando una firma se ve enfrentada a esta situación de manera irrefrenable? Ambas son cuestiones que, a pesar de resultar trascendentales dentro del ámbito del negocio, no todas las personas son capaces de contestar de manera fehaciente y, sobre todo, desconocen de cara a un futuro en el que quizá tengan que lidiar con una situación de esta índole. Si uno está al cargo de una empresa, del tamaño que sea, o tiene una cierta responsabilidad dentro de la misma, esto es algo que debe conocer sí o sí.

Concurso de acreedores, la situación en la que nadie quiere verse

El hecho de entrar en concurso de acreedores supone que una compañía o negocio no es capaz de atender las deudas que penden sobre la misma, ya sean estas a bancos, prestamistas y otras compañías con las que se haya establecido un trato comercial de cualquier tipo. Pero no poder pagar las deudas es, dentro de lo que cabe, una situación que se encuentra dentro de los estándares de una empresa, dependiendo del momento en el que esta se encuentre y la situación que se haye atravesando.

Es por ello que resulta necesario discernir si el proceso concursal se puede calificar como voluntario o necesario. En el primero de ellos, los propios responsables inician el proceso ante una situación de insolvencia, siendo el más común y recomendable de cara a obtener una resolución favorable del mismo. Además, cuanto antes se inicie y se ponga en manos de un especialista, mejores podrán ser los resultados obtenidos.

Recurrir a un especialista es imprescindible

Hacer uso de los servicios de especialistas en procesos concursales que puedan efectuar la administración de la empresa desde un punto de vista práctico y efectivo es necesario desde el primer momento. En este sentido, uno no debe escatimar en tiempo ni recursos a la hora de rodearse de expertos que ayuden a la empresa a seguir todos los procedimientos que sean convenientes para efectuar la reestructuración de la misma o recibir consejos acerca de los pasos a seguir ir en un monto dado. Es la única manera de revertir la complicada situación a la que se está haciendo frente.

Elegir a un encargado para que lleve a cabo la adminsitración y reflote de la empresa es algo que debe hacerse, de manera evidente, basándose en la calidad del mismo y en su reputación. Cuanto mejor sean los consejos y el trabajo desempeñado por este, más satisfactorio será el resultado obtenido y menor será el perjuicio para la empresa y sus responsables. En numerosas ocasiones, este hecho será lo que termine por marcar una diferencia importante y trascendental al final del proceso.

Cómo encontrar al mejor profesional

Conseguir a profesionales del sector para que tomen las riendas de una empresa en crisis y ayuden a solventar la misma no es algo que se pueda tomar a la ligera, sino que debe ser un movimiento muy estudiado. De lo contrario, la situación no solo puede no mejorar, sino que puede ir a peor y terminar en la desaparición de la empresa o con un procedimiento judicial extenso y costoso. La elección de un asesor para empresas en crisis es la decisión más importante para un negocio en problemas.

Esta ha de estar basada, como se ha mencionado, en la calidad de los resultados, lo cual no quiere decir que haya que realizar un gran desembolso por el camino. Especialistas como Igor Ochoa, por ejemplo, pueden presumir de contar con un gran número de casos de éxito a sus espaldas y llevar concursos de acreedores con precios que alcanzan hasta un 75 % por debajo de las tarifas oficiales. Calidad, precio y resultados es, sin duda, el trío de características que más interesa al empresario en apuros.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS