Publicidad

Actualizado hace 18 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Ciudad
03:30 PM / 22/05/2019
Una “lluvia” de ‘bajones’ y de cortes eléctricos desvela a los zulianos
Adriana González

Cada día es una nueva batalla para los habitantes del Zulia, quienes deben hacer frente a los continuos cortes energéticos que prometen fatigar su voluntad para cumplir con la faena diaria. Aunado a ello, muchos zulianos denunciaron este miércoles 22 de mayo, el recrudecimiento de los “bajones”, que se roban su tranquilidad y también su sueño por las noches.

Desvelado, al igual que buena parte de los habitantes del estado, amaneció Gerardo Sandoval, a las 5:00 am, hora en que se alista para ir a trabajar. Unas escasas 3 horas de descanso, le acompañan para hacer frente al quehacer diario. En su rostro, las ojeras parecen haber crecido milímetros más que los ya oscurecidos círculos que lucía ayer.

 

“Este problema solo parece agravarse. Medio reducen unas horas del racionamiento y parece que las reemplazan con 'bajones' . Anoche hubo uno demasiado fuerte. Todo se fue oscureciendo y la luz se mantuvo a baja intensidad como por unos 10 segundos, luego todo se iluminó con tanta fuerza que pensábamos que todos los aparatos se iban a dañar. Ese es el verdadero peligro, las variaciones de voltaje”, contó Sandoval, quien reside en el barrio Edgar Ramón Uzcátegui, del sector Haticos por Abajo, en Maracaibo.

 

Sandoval perdió ya la cuenta de todas las semanas que han trascurrido desde que los recortes eléctricos le cambiaran horas de descanso por insomnio y tiempo de recreación por estrategias de autodefensa ante mosquitos.

Para colmo, en medio de infernales temperaturas en Maracaibo, sus brazos ahora se convirtieron en su propio escape ante el calor, que dispara los termómetros entre los 32 y 34 grados centígrados, con sensaciones térmicas que rondan los 41 grados.

 

 

 

 

Hasta 15 perturbaciones de voltaje a lo largo del día dijeron padecer vecinos de La Floresta. “Aunque prácticamente se cumplía el racionamiento de 6x6, se han presentado ciertas anomalías como las múltiples interrupciones del servicio, al menos 15 contamos ayer”, reclamó el marabino Luciano Torres.

También en la urbanización El Naranjal, al norte de la ciudad, las interrupciones eléctricas son “incontables”, refieren los vecinos. “Se nos está yendo la luz en dos tandas. Cada tarde, a las 2:00 pm, nos cortan la electricidad y regresa a las 11:00 pm, después de eso, tenemos luz desde las 8:00 am y luego se va a las 10:00 am otra vez. Esa es la rutina de cada día. Encima de eso, en el momento que uno goza de un poco de electricidad, va y viene en la noche. En la madrugada habían hasta 3 ‘bajones’ por hora”, sentenció Luis Hernández, estudiante.

Además, Hernández resaltó que el voltaje de 110 no se estabilizaba. “El regulador marcaba 95 voltios, no llegaba a los 110”, dijo el joven, argumentando que tuvo problemas para el funcionamiento de alguno de sus electrodomésticos.

Incluso en sectores donde sus vecinos notan una mayor estabilidad en el fluido eléctrico, las reiteradas fluctuaciones reemplazan el malestar que antes representaban los “interminables” apagones.

 

Igualmente sucedía en Canta Claro. “El corte fue como de costumbre, a las 8:00 pm, llegó la luz durante la madrugada pero los voltajes estaban desequilibrados. Llegaba con mucha fuerza la electricidad, el de 110 voltios (v) se mantenía en 180v, mientras que el de 220v llegaba a los 500v”, sentenció Marisela Rodríguez, residente de la avenida 11A.

 

“En Amparo aunque estaba mejorando el servicio, ahora hay mucha inestabilidad. La luz se fue como por casi 40 minutos, pero las fluctuaciones no pararon. Mi mamá contó cinco y ocurren con más frecuencia entre las 10:00 y 11:00 de la mañana”, contó Gisela Tudares.

El sector Paraíso es otra trinchera desde donde se sobrevive a los inhumanos cortes. “Después del almuerzo, es fijo que se suspenda el fluido eléctrico a las 2:00 pm. Después de eso, llega entre las 8:00 y 9:00 pm. Las variaciones en el servicio no te dejan disfrutar de la dicha de poder encender el aire acondicionado o el ventilador, mínimo tres “bajones” llegan antes que se vuelva a ir la electricidad, a eso de las 12:00 am o las 2:00 am, depende del ánimo de Corpoelec”, contó Arianna Lares, educadora.

 

 

 

 

En el municipio San Francisco también se sienten las constantes interrupciones del servicio eléctrico, según denuncian sus habitantes. “Generalmente se estaba cumpliendo el esquema de cada seis horas, sin muchos problemas, pero el vaivén nos tienen locos ahora. En la madrugada hubo como 4 fluctuaciones, eso es lo que daña los electrodomésticos”, rechazó Andrés Becerra, del barrio El Callao.

Residentes de la urbanización San Francisco, señalaron que en ese circuito se está aplicando una especie de racionamiento 5x5, pues el 6x6 rara vez se cumple. Lo que sí hay fielmente cada noche son alteraciones energéticas, entre 3 y 4, mayormente después de las 11:00 pm”, refirió Isabel León.

 

En ese trajín, León agregó que “ya ni me acuerdo del aire acondicionado ni del ventilador, no se puede descansar así. Estamos pasando la noche en el frente de la casa, yo duermo entre dos sillas, pero tengo que salir corriendo a desconectar la nevera cada vez que hay 'bajón”.

 

Otros vecinos de los barrios 28 de diciembre, Campo Alegre y de la Urbanización José León Camejo hicieron un reclamo similar. “A eso de las 3:00 am se debía ir la luz, pero extrañamente no se fue. Pero en vez de irse la electricidad, comenzó a fallar el sistema eléctrico, hubo “bajones” hasta como las 6:30 am, que se estabilizó un poco”, explicó la sanfranciscana Yesenia Gallardo.

Por igual en municipios como Jesús Enrique Lossada, Machiques, Mara y Miranda también reportaron inestabilidad en el servicio. 

Se intentó contactar, en reiteradas ocasiones, al secretario de Asuntos Eléctricos, Juan Carlos Boscán, y al gerente de Corpoelec Zulia, Santiago Arrieta, para conocer el motivo de la inestabilidad en el fluido energético, así como el estado de las labores de recuperación de autogeneración en el estado y del servicio interconectado del Guri. Sin embargo, no fue posible obtener respuesta.

Corpoelec Zulia, por su parte, se limitó a publicar en la red social Twitter, que cuadrillas de la corporación eléctrica en la región atendían una avería en la subestación Canchancha, sin hacer referencia en previos tuits a otras fallas.

Desde el apagón general del pasado 7 de marzo, y los siguientes cuatro eventos que afectaron a buena parte del país, las fallas en el Servicio Eléctrico Nacional (SEN) son cada vez más recurrentes. Sin embargo, diversos estados presentan una estabilidad en la distribución energética.

El Zulia, por otro lado, sigue inmerso en una agobiante crisis eléctrica, que, aunado a otros problemas de servicios públicos como la falta de agua y escaso gas doméstico, torna caótico el día a día de sus habitantes, deteriorando su calidad de vida. A esta ya complicada situación, se suma el escaso funcionamiento del comercio, que opera a media máquina por los cortes de luz y las elevadas temperaturas típicas de esta temporada del año.

Descargando su sentir, muchos usuarios colgaron sus denuncias en la red social Twitter. Aquí algunos de los reportes ciudadanos:

 

 

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS