Publicidad

Actualizado hace 448 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Ciudad
06:19 PM / 15/04/2019
Todo lo que debes saber a la hora de comprar pescado en Semana Santa
Giuliana Urdaneta
Archivo

En tiempos de Semana Santa, la elección del mejor pescado se convierte en un tema importante entre las amas de casa o de quién está a cargo de las compras, pues al ser una carne sumamente delicada su elección necesita seguir más parámetros.

Para determinar el pescado ideal que “decore” nuestras mesas es necesario saber las personas que lo consumirán, puesto que todos los pescados no son aptos para los niños o ancianos, es por ello, que te explicamos paso a paso el cómo elegir el mejor.

Tradicionalmente los zulianos han decidido entre una variedad de peces que van desde los más populares como la Corvina y el Bocachico hasta el Mana Mana y el Lebranche.

Bocachico

 

El Bocachico es conocido como el “rey”, pero aunque posee un exquisito sabor, también puede resultar peligroso para niños o personas que no sepan lidiar con su cantidad excesiva de espinas.

Aunque una manera de hacerlo menos peligroso, es pedir en el lugar de compra que las aberturas del lomo, que son muy características, sean muy finas y profundas, de manera que al momento de freírlo por un tiempo considerable las espinas tomarán una textura menos firme y se pueda consumir con la carne tostada.

De este modo se recomienda consumirlo frito acompañado de una ensalada a gusto, yuca u otro alimento. Mientras que para su compra es importante ver que la zona de la boca no esté amarrilla, que es sinónimo de mal estado, esta debe estar rosada o del color de la piel.

Lebranche o Lisa

 

El Lebranche o también conocido como Lisa, es un pez de grandes proporciones que puede variar de 800 gramos (gr) a kilo y medio de color gris con el lomo color blanco rosáceo.

Posee una baja cantidad de espinas y las que tiene son gruesas, por lo que será fácil detectarlas o verlas. Es un pescado muy utilizado para toda la familia. Su consumo habitual es en forma de medallón o filetes por el grosor de su carne.

Es válido distinguir que este pescado tiene dos tipos, que dependen del peso, ya que el Guaranao, siendo el mismo pez, tiene un peso oscilante de 300 gr a 800 gr, mientras que el Lebranche o Lisa posee de 800 gramos en adelante.

Corvina

 

En el caso de la Corvina,  su sabor insípido lo hace una excelente elección para rellenarlo o acompañarlo con ensaladas u otros alimentos que tengan muchos sabores, convirtiendolo en el más elegido para hacerlo al horno.

Otro aspecto positivo de la Corvina es su mínima cantidad de espinas, por lo que los compradores con niños pequeños prefieren este tipo.

Mana Mana

 

El Mana Mana es comúnmente confundido con el Bocachico debido a la similitud en el cuerpo y la manera de preparación, aunque destacando que este posee una menor cantidad de espinas pero aún así no es recomendable para niños y ancianos.

Su preparación es igual a las del Bocachico. Sin embargo, si se va a preparar al horno lo ideal es tener sumo cuidado, porque tras el proceso las espinas pueden confundirse con el relleno. Igual a las mascotas no es recomendable darles pescado sin una previa revisión.

Tips generales

Entre los tips generales aplicables para toda clase de pescados, a la hora de la compra es importante visualizar los ojos del pez. Estos deben estar brillantes, de lo contrario si se ven opacos o con su forma irregular es porque el producto tiene días fuera del agua.

El color de la sangre que desprenden, es el indicio más fiable sobre su condición ya que si se encuentra de un rojo brillante es porque están frescos, pero si está negruzca o ausente, es sinónimo de que tiene tiempo refrigerado. Otro factor es la piel, si se siente resbalosa al tacto el pescado es fresco.

Si la idea es realizar una sopa, los ‘cruzados’ de Bagre y Armadillo son recomendados por su excelente sabor acompañado de las verduras y los condimentos.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
0Comentarios
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS