“¡Se llama Chiquinquirá y no es solo una Tablita!”

Los hijos de la Virgen Morena celebran este 18-N  los 311 años de su presencia en este estado. Lo que siente un devoto por la Patrona del Zulia es un "caudal de fe y amor que se agiganta". Con gaitas explican por qué veneran tanto a María de Chiquinquirá.

Por:  ÍLL / Foto Tomada de @johannasalas12

“Esa Tablita no es la Tablita sino que es Ella la que yo llevo dentro del alma, en mi corazón, Ella es la Madre de Aquel que brilla más que todas las estrellas / del Crucificado que por nosotros murió/ por eso en mi alma brilla la estrella chiquinquireña/ de la Madre de Todos/ de la Madre del Hijo de Dios”.

No es tan solo una Tablita. Una emotiva descripción de lo que representa ese Retablo para el zuliano regala en esta gaita el cantautor “Neguito” Borjas.

La Tablita que las aguas del Lago llevaron a las manos de aquella humilde mujer en 1709 es  símbolo de unión, amor, reencuentro y fe. La imagen que en el Retablo resplandeció hace 311 años es “luz infinita, llena de amor y bondad”.

Otra gaita, del compositor Renato Aguirre, se refiere a la Chinita como “la luz que  Dios nos trajo”.   Y, como a toda madre, quienes cantan La Elegida  desde hace más de 10 años agradecen a la Patrona del Zulia, “por tenerte siempre conmigo, apoyar mis estudios, mi vida, mi fuente y mi nido / bendecid vos siempre mi familia, mis futuros hijos / y por darle sentido a mi vida y mis seres queridos”.

Marí a de Chiquinquirá es orgullo del zuliano. A Ella le piden la bendición y protección. Quien cree en esta Madre sabe que siempre dirá que hagan lo que su Hijo dice. Por eso, desde la década de los años 60, el  vozarrón de Ricardo Aguirre retumba al resumir esa verdad: “Virgen de Chiquinquirá / Patrona de los zulianos / por ser vos la soberana / nuestras vidas ampará / y nuestras almas llevá/ por el sendero cristiano Patrona de los zulianos / Virgen de Chiquinquirá”.

Más recientemente, de la inspiración de  Argenis Sánchez, el tema La llave ratifica el porqué el devoto no deja de acudir a Ella y Ella no se cansa de esperar para consolar: "Hay una llave, tu llave, mi llave Chiquinquireña/ Hay una llave que las puertas te abren a una vida nueva / donde todo brilla con ella como las estrellas / como el sol que alumbra y la luna llena / Ella es nuestra Madre la Chinita bella / Ella es la Virgen que las puertas abren / Tu llave, mi llave, la Chiquinquireña”.

El primer milagro… el de  la renovación de su imagen en la Tablita lo celebran los creyentes zulianos donde estén. Eso lo vemos hoy más que nunca, pues en sus maletas también llevaron cuadros e imágenes de la Chinita que serán --de Canadá a la Argentina y en países de Europa-- homenajeados  con misas, oraciones y mucha gaita.

Foto tomada de @johannasalas12

En esta ciudad del Sol Amada, este 18-N, veremos lo que Astolfo Romero dejó dicho en Caudal de fe: "El día de la Chinita / Maracaibo se transforma / porque el pueblo le da forma / a su fe que es infinita (...) El corazón del zuliano /es la capillita ardiente / donde more eternamente /la Virgencita que amamos”.

Amor. Eso representa la Chiquinquirá para sus feligreses, quienes con alegría desbordada cantan otro himno chiquinquireño, también de “Neguito” Borjas: “ ¡Ay, mi Chinita! vos sois mi ternura/ mi Reina del alma / tu rostro es dulzura que me da la calma/ mi luz infinita ¡ay ve! / Cómo te quiero, ¡ay Dios!/ amorcito de mi vida yo te quiero; yo te amo tu sonrisa es el regalo que llena de luz mi corazón”.  

¡Se llama Chiquinquirá! Y su corazón, a los ojos de Argenis Sánchez,  “siempre está abierto / su pulsación tiene un caudal de amor en su pecho /su corazón está esperando por ti en su lecho /pues sanación le brinda a diario al que va a su encuentro /El corazón mi pueblo desde muy dentro/ ¡Ay!, muestra la llama de vida infinita de amor satisfecho.

Ella tiene el corazón, zón, zón, zón, zón, zón, zón /abierto de par en par / lleno de amor para dar / más bondad y bendición / te libra de todo mal / y en él puedes encontrar / a tu pecado y perdón / Ella tiene el corazón mi Chinita, mi Chinita/ con fuente de bendición / mi sagrada patroncita / Ella tiene el corazón/ Fuente de vida que nos invita / A una vida más bonita”.

Más Noticias