Publicidad

Actualizado hace 489 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Ciudad
05:06 PM / 11/04/2016
Reportaje: Venezuela y el silencio de su salud
Maidolis Ramones Servet
Panorama
Agencias

¿Cómo están las cifras de dengue? ¿Hay casos de sarampión? ¿Se ha presentado un evento de rabia humana? ¿Tenemos que tener una alerta particular por alguna enfermedad? ¿Cuál es la realidad de la zika? ¿Cómo se ha comportado el virus chikungunya? ¿Sigue siendo Zulia el estado líder en males epidemiológicos?

No hay  respuestas desde julio del año pasado en Venezuela, cuando se publicó el último boletín epidemiológico nacional. A pesar de la alarma mundial de zika, en el país los datos no son oficiales, lo cual viola el Reglamento Sanitario Internacional (RSI), convenido en 2005 por la Organización Mundial de Salud (OMS) de la que Venezuela es miembro junto a otros 192 países de los cinco continentes.

“Desde 1938, año de la  creación de este boletín, el Ministerio de Salud daba cuenta sobre la situación epidemiológica a través de esta publicación que realizó de forma ininterrumpida por más de 60 años. Resulta incomprensible y nos llena de asombro e impotencia el desconocimiento hasta los actuales momentos del comportamiento de aquellas enfermedades endémicas y epidémicas en el país debido a la gran irresponsabilidad oficial de suspender la publicación”, expone María Yanes, expresidenta de la Red de Sociedades Científicas Médicas Venezolana (Rscmv).

Pero, ¿cuál es la importancia de este boletín para que hasta la Rscmv hiciera una carta pública y abierta solicitándole al Estado su regreso?

Para el conocimiento de la población en general, en este órgano de divulgación oficial del Ministerio de Salud se informa todo lo concerniente a la situación epidemiológica nacional: lo que deben ser los estándares de la vigilancia epidemiológica, cuáles son las enfermedades de notificación obligatoria y el número de casos acumulativos en el año. Ejemplo de éstas son infecciones respiratorias agudas, neumonía, fiebre, diarreas, influenza y no se puede dejar de mencionar, como se ha hecho en otras oportunidades, los brotes epidémicos de dengue, malaria, chikungunya y, más recientemente, de zika.

En total se trata de  más de 70 enfermedades de notificación obligatoria que se incluyen en este boletín, dato que nos da una idea del estado de salud del país y que debe ser del conocimiento de los epidemiólogos y sanitaristas nacionales, quienes se encargan de ofrecer recomendaciones, aplicar las medidas de prevención y diseñar e implementar políticas de salud que conlleven al control de todas estas enfermedades y así evitar situaciones epidémicas. Conocer los grupos de edad y regiones más afectadas por estas enfermedades es de extraordinaria importancia para el médico epidemiólogo.

“Es como una brújula que nos indica qué enfermedades están sobresaliendo, en cuáles estados, en qué estrato de la población y poder tomar medidas. Por ejemplo, es inconcebible que ante la alerta mundial de zika, nosotros no sepamos si no datos sueltos que se dan cuando a alguna autoridad le provoca y no semanalmente como debe ser y que es la única manera de ver las curvas epidemiológicas de una enfermedad”, reseñó el epidemiólogo Javier Graterol.

De acuerdo con el RSI, en materia de enfermedades infecciosas, es obligatorio alertar a la población, compartir los conocimientos técnicos, articular las respuestas necesarias para proteger a los ciudadanos y comunicar de manera oficial los datos que involucren su enfermedad y los riesgos.

Pero si uno de estos renglones falla ¿qué? Precisamente,  la Asamblea Nacional,  al declarar  “la emergencia en el sistema de salud del país”, exigió, entre cuatro puntos acordados, pedir de urgencia  al Gobierno nacional que publique el boletín epidemiológico.

Y es que en Venezuela las primeras cifras oficiales de zika se conocieron apenas a finales de enero, dos meses después de que la OMS alertara sobre la presencia de cuatro casos en el país y unos días antes de que el organismo internacional declarara la emergencia sanitaria por la abrumadora cantidad de afectados en el continente americano. 

La ministra de Salud, Luisana Melo, aseguró que van  4.700 casos “sospechosos” de la enfermedad. Pero, sin estadísticas en mano. A la exactitud de las cifras que no han sido publicadas se suma otro problema: no todos los pacientes acuden a los centros asistenciales.

“Tenemos un registro de 4.700 sospechosos que han presentado la sintomatología y consultas. Esta es una enfermedad cuya manifestación se inicia con leves síntomas. De cada cuatro casos, tres no consultan porque son síntomas leves. De esos 4.700 casos podría haber un subregistro, esos casos podrían complicarse como el dengue y el chikungunya”, explicó.

Y la falta de asistencia puede comprobarse con testimonios como los de Javielis Reyes, una marabina de 38 años quien aseguró que “a mí me dio la chikungunya, sé que era eso por los síntomas, pero ¿para qué ir al médico? Los hospitales están abarrotados y te colocan medicinas que no consigues. Reposo y más nada, a aguantar los dolores”.

Como por si esto fuera poco, el 13,41% de las unidades informantes del país, es decir, centros asistenciales, no pasa al Ministerio de Salud los datos epidemiológicos, de acuerdo con  los boletines presentados hasta julio de 2015.

José Félix Oletta, epidemiólogo y exministro de Sanidad, afirmó que la Salud pública de un país no se puede conducir sin herramientas. “La información no es privilegiada para el ministro de turno porque también le pertenece a la ciudadanía. Estas patologías presentan un aumento exponencial de 300 y hasta 600 nuevos casos por semana. La poca vigilancia y control de MinSalud se expresa en un riesgo inminente de la expansión de estas enfermedades trasmitidas por un vector común, el zancudo. A pesar de la alarma de la zika, el comportamiento de la malaria es el evento más preocupante para los epidemiólogos del país, pues ya se han registrado casos autóctonos en Miranda y Portuguesa, mientras que los focos activos ubicados en Bolívar todavía no han sido eliminados”, dijo Oletta.

La ausencia de cifras oficiales y la escasez de tratamientos también encienden las alarmas de la Federación Médica de Venezuela (FMV) ante la propagación acelerada de enfermedades virales. 

¿Pero qué es lo que realmente pasa con el boletín?  Un vocero del Ministerio de Salud de Venezuela, informó a PANORAMA que no ocurre nada extraordinario con el boletín, el cual, según aseguró, se encuentra en un proceso de remodelación para tener una lectura más efectiva en la población. “Los datos de las enfermedades de notificación obligatoria se siguen recibiendo periódicamente y al mismo ritmo se procesan. En estos momentos se está realizando un nuevo formato de presentación del instrumento epidemiológico para un mayor acceso a la población en el portal web. No se trata de un silencio, porque las autoridades sanitarias constantemente dan conferencias de prensa sobre las situaciones de relevancia y notifican de la situación sanitaria a las coordinaciones regionales de salud”, señaló y  alega que Venezuela tiene un excelente programa de atención y prevención.

Pero, en caso de reaparecer el informe epidemiológico, los especialistas tienen otra duda ¿vendrá completo?  No es la primera vez que esto ocurre: entre 2007 y 2009 también las autoridades de salud responsables suspendieron hasta por un año la emisión de datos y, hoy en día, mientras las cifras no aparezcan, Venezuela sigue siendo un país que busca salidas de salubridad sin la principal herramienta sanitaria a mano: el boletín epidemiológico.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
2Comentarios

1

Yoiri Fereira 12/04/2016 12:27 AM

?


2

Jose Perez 11/04/2016 11:10 PM

¿Y el silencio del BCV de las cifras económicas? ¿Y el silencio de las cifras de criminalidad? ¿ El silencio de las cifras de desnutrición? ¿El silencio en las cifras de escaces de alimentos? ¿el silencio en las cifras de PDVSA? y la.peor ¿las cifras de la popularidad escuálida de maduro?...un gobierno SHAKIRA sordo, ciego y mudo....REVOCATORIO YA. ...


AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS