Rectora Aular: "LUZ necesita más de $2 millones para recuperar sus instalaciones"

Sobre el tema de los recursos para el mantenimiento, advirtió que  “en lo que va de año no hemos recibido absolutamente nada”. Desolación en la Universidad del Zulia.

Por:  Redacción Web

“Necesitaríamos más de dos millones de dólares para recuperar la infraestructura”, dijo en entrevista para Aula Abierta la rectora (E) de la Universidad del Zulia (LUZ), Judith Aular de Durán. “Porque todo está dolarizado aquí en el país: desde los aires acondicionados, hasta los equipos administrativos, bombas de agua, mantenimiento y todo lo que es infraestructura como techos, cableado (…) Todo dolarizado”.

La rectora dio cuenta de equipos robados y las sedes desmanteladas durante los últimos meses, especialmente en la cuarentena por la covid-19 donde hasta el pasado 5 de junio se habían contabilizado 35 incidentes de inseguridad en la casa de estudios.

Sobre el tema de los recursos para el mantenimiento de la infraestructura, advirtió que  “en lo que va de año no hemos recibido absolutamente nada” y no hay recursos financieros que lleguen a la universidad por otras vías.

“Yo no creo que con dos millones se pueda solucionar lo que tenemos en los actuales momentos, ya que además hay muchos edificios que quedaron sin la culminación de su infraestructura por falta de recursos”, añadió.

Facultad de Ciencias, la más afectada

Consultada por cuáles son las sedes de LUZ que se han visto más afectadas resaltó una: la Facultad Experimental de Ciencias.

“Va para dos años que le robaron el cableado y se les han llevado poco a poco los equipos de sus laboratorios; también toda la conectividad, los  breakers de luz. La están dejando desolada”, señaló.

La rectora (e) Judith Aular aseguró que los robos en la cuarentena se han disparado en las instalaciones universitarias.
 

La Facultad de Ciencias, su decanato y sus otras áreas administrativas funcionan en el edificio de Grano de Oro, “han sido desvalijadas por la delincuencia. Esta es la facultad más deteriorada”.

También resalta la crisis que vive el Núcleo Punto Fijo, en el estado Falcón. “Hemos recibido información por su decano de los hurtos, robos, deterioro. No solo han robado sus equipos y laboratorios, también se han llevado las cercas, ventanas, han roto puertas, vidrios, los buses del Núcleo”.

Seguridad y Estado, ausentes

Aular de Durán agrega que desde   febrero 2019 no llegan recursos para pagar la seguridad. “Quedamos indefensos ante la delincuencia, ya que no tenemos a la empresa de seguridad con la que contaba la universidad, además de que el personal que era fijo se ha ido retirando desde hace tiempo”.

Igualmente, reconoció  que desde hace varios años el fenómeno de la diáspora ha impactado fuertemente en el personal de seguridad, con renuncias de gran parte de sus miembros, que ha decidido irse del país, principalmente, por los bajos salarios que perciben.

“La universidad ha enfrentado esta situación con el poco personal que queda, a quien le ha brindado apoyo para el transporte, en virtud de que el poco personal que tenemos no halla cómo hacer para llegar a su sitio de trabajo, principalmente, por la pandemia y la falta de efectivo. Entonces, hemos hecho grandes esfuerzos para llevar y traer a nuestro personal”, dijo. “Hemos utilizado algunos buses para brindar esos apoyos y cuando llegaban alimentos al comedor, también le ofrecíamos almuerzo a nuestro personal”.

Reveló que se ha reunido en numerosas ocasiones con los distintos cuerpos de seguridad, tanto regionales como nacionales, “para que nos apoyen en los momentos de más dificultad”.

“Le hemos llevado la información de que es potestad de los cuerpos de seguridad la vigilancia de los espacios universitarios, de acuerdo con el artículo 7 de la Ley de Universidades, donde dice que ellos deben resguardar las adyacencias e infraestructuras de la universidad. Y hemos recibido apoyo intermitente, muchos veces nos pueden apoyar, otras veces, no”, sentenció.

Más Noticias