Producción de gas doméstico solo alcanza un tercio de la demanda nacional

En dos comunicados, las cámaras del Comercio y de los Industriales del Zulia plantearon el problema. Exponen la necesidad de importarlo.

Por:  Redacción Web

La Cámara de Industriales del Zulia y la Cámara de Comercio de Maracaibo -a través de dos comunicados por separado- alertaron sobre el déficit del gas licuado,  que se utiliza para el consumo doméstico en la entidad.

De acuerdo con la nota de prensa de la Cámara de Industriales (CIZ), "actualmente la oferta del GLP es insuficiente para atender la demanda de la industria. Se calcula, que, en promedio, el inventario existente en las empresas afiliadas a la CIZ alcanza apenas para unos pocos días, lo que es alarmante, puesto que los despachos que aun reciben las empresas, son intermitentes y no cubren los requerimientos minimos".

Este insumo es utilizado como combustible para vehículos y maquinarias industriales, entre los que se encuentran, por ejemplo, los montacargas, indispensables para movilizar productos y materias primas hasta los camiones y unidades de transporte, y así poder despachar la mercancía y abastecer el mercado. Es también necesario para el funcionamiento de comedores, especialmente los que funcionan en las grandes, medianas y pequeñas empresas.

De su lado el gremio del Comercio alerta de que Venezuela "no está en capacidad de satisfacer su demanda interna de gas licuado (GLP), la cual se ubica en condiciones normales, en cerca de 60.000 barriles diarios de gas licuado. Los motivos son diversos, pero estando la mayor parte de la producción de gas asociada a la extracción de petróleo, resulta evidente que el factor principal es un descenso significativo de la producción petrolera, acrecentado durante los últimos años por problemas en la operatividad de las plantas y una gerencia deficiente".

Advierte la Cámara de Comecio que "la producción total del país es realizada en una sola planta, el Complejo Petroquímico José Antonio Anzoátegui, ubicado en el estado Anzoátegui, que produce cerca de 20.000 barriles diarios de GLP, es decir, un tercio de las necesidades reales del sector residencial e industrial del país".

En su pronunciamiento, los industriales agregan: "Si las empresas se quedan sin gas o reciben un volumen insuficiente, se genera un 'cuello de botella' en la cadena productiva y de comercialización que pudiera llevar a una paralización de las actividades. Este es un riesgo que en este momento enfrentamos todos los sectores, debido a que no existe un combustible capaz de sustituirlo en el corto plazo". 

Sin GLP, los hogares venezolanos no pueden cocinar sus alimentos. Pero al mismo tiempo, el gas licuado es un componente vital de los procesos productivos de la industria nacional. Su escasez genera serios problemas en la cadena productiva y de comercialización de todo tipo de rubros industriales, pero en especial, en la manufactura de alimentos.

Al respecto, recientemente Eudis Girot, director ejecutivo de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela, dijo que "Maduro debe declarar el gas doméstico en emergencia nacional. La situación es terrible, plantas de gas operan al 13% de su capacidad, el consumo nacional es 52 mil barriles y producen 9 mil/dia".

A juicio del dirigente petrolero, "deben realizar importación masiva, tragedia del gas es más terrible que el caos de la gasolina".

Más Noticias