Publicidad

Actualizado hace 51 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Ciudad
06:15 AM / 22/03/2017
Presidente de la Central Sindical Noroeste de Transporte: “Paro superó el 90% en Zulia”
Andrea Salas / Jesús Rivero
Leonel Sandrea

El ardiente sol de las 11:00 de la mañana le sigue el paso a Blanca Petit, Doris González y su pequeña de 7 años. El ardor en los pies empieza a pasar factura tras dos horas de caminata desde el barrio El Marite hasta la Curva de Molina. La travesía se hace eterna y no pueden parar; necesitan llegar al centro de Maracaibo para hacer la compra para el almuerzo. 

“No tenemos nada qué comer y por la casa venden todo al doble, por eso decidimos salir, pero jamás imaginamos que este paro iba a estar así”, expresa Doris, todavía sorteando por cuál de los cuatro puntos trancados por los transportistas continuarían.

La paralización convocada por la Central Única de Trabajadores del Transporte (Cutt), argumentando fallas en el suministro de las Provedurías, inseguridad y mala vialidad, se cumplió en un 90% en Maracaibo y en un 100% en 15 municipios zulianos, así lo informó Rubén Esis, presidente de la Central Sindical Noroeste de Transporte del estado Zulia. 

El 70% de los conductores en la Costa Oriental del Lago acató el llamado. Gregorio Chirinos, presidente del Sindicato de Choferes de Lagunillas, asevera que “para el mediodía el 98% de los agremiados había cesado sus actividades en la ciudad, al igual que los municipios Valmore Rodríguez y Baralt, donde la paralización fue total”.

Pero las consecuencias golpean a la mayoría. La necesidad de trabajar lleva a Oscar Acevedo, de 64 años, a salir de La Matancera hasta la Curva, en Maracaibo, para resurtirse. Por lo menos, pudo trasladarse en una camioneta “pirata”. Cuatro bolsas de chucherías son sus compañeras en este día que se colapsa entre trancas y desesperación. Espera poder llegar hasta Flor de Mara, donde trabaja como vendedor ambulante. 

Del otro lado de la ciudad, en el centro, está Carlos Colina, un chofer de carrito por puesto que decidió no apegarse al paro de 14 horas. Pero una falla de su vehículo lo “paraliza” y lo obliga a irse a pie desde su casa, en Valle Frío, hasta el mercado de Las Pulgas.  

En la Libertador el tráfico fluye más despejado que de costumbre, solo se observan vans del Km 4. La parada de Uni6 está abarrotada de gente en la espera de un microbús “fantasma” que la lleve a sus destinos. 

A pocos metros, en el terminal de pasajeros la soledad abruma. La línea de taxi Turismo del Terminal cierra el paso. Unos buses con Valencia y Caracas como destino se ubican a las afueras (en la parte trasera); cobran un “sobreprecio de 2 mil bolívares por estar colaborando en medio del paro”. 
 
Zonas como Padilla, Los Haticos, La Limpia, Cabeza de Toros, Los Patrulleros y vía La Concepción permanecieron obstaculizadas. Los Filúos, en el municipio Guajira, también estuvo cerrado. 

Los servicios del Metro de Maracaibo estuvieron activos. A las 11:00 am, el Metrobús 270, de Bella Vista, fue atacado por manifestantes en Padilla. 

Los estudiantes de LUZ también se vieron afectados. Las facultades de Ingeniería, Ciencias Jurídicas y Políticas, Arquitectura y Ciencias Económicas y Sociales anunciaron, en la mañana, la suspensión de actividades.

Para buscar solución, al mediodía se efectuó una reunión entre los transportistas, presididos por Erasmo Alián, y los comisionados por el gobernador: el secretario de Infraestructura, Jairo Ramírez, y el de Seguridad, Biagio Parisi. 

Ramírez señala que el paro se levantó a las 12:00 del mediodía, pues acordaron hacer seguimiento al suministro de las Provedurías y Parisi iniciará hoy las mesas de trabajo con el sector transporte para atender el tema de la seguridad. 

“Vienen unos 4 mil cauchos al Zulia. Los choferes están conformes. Ellos reconocieron que se están asfaltando algunas vías del estado”, sostiene Ramírez. Repudia el cierre de calles porque “no es  protesta pacífica”. 

Sin embargo, Rubén Esis niega el acuerdo y la interrupción del paro ayer. Esperan al ministro mañana y Carlos Turco, representante de la línea La Curva-Villa Baralt, insiste en que, si no cumplen con lo pautado, volverán a pararse en los próximos días.    

Por su parte, la presidenta de la Federación Bolivariana de Transporte del Zulia, Gladys Suárez, argumenta: “Eso no fue paro sino guarimba. Ellos vieron que todas las líneas salieron a trabajar y por eso trancaron la ciudad”. 

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
0Comentarios
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS