Publicidad

Actualizado hace 346 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Ciudad
05:40 PM / 22/05/2019
‘Pimpineros’ venden el litro de gasolina en 1.000 bolívares en Maracaibo
Isaac Rubio
José Ángel Núñez

Crece la venta ilícita de gasolina en pimpinas, en las vías principales de Maracaibo. Las denominadas ‘mariposas’ expenden 5 litros de carburante por 5.000 bolívares en efectivo, a plena luz del día.

Con Bs. 5.000 sería posible comprar 2.800 gandolas, equivalentes a 106.741.573 litros de combustible, tomando en cuenta que cada una tiene un valor de apenas 1.78 bolívares (precio Pdvsa).

En la circunvalación 3, troncal del Caribe, avenida Guajira, sector Curva de Molina, Trinidad, avenida Universidad, entre Delicias y el elevado de Ziruma, cerca de Milagro Norte y en barriadas del oeste estos ‘pimpineros’ mueven un embudo que contiene una manguera, seña que indica “vendo gasolina”.

El precio por litro de carburante es vendido en 1.000 bolívares por estas personas que lo ofrecen en, por ejemplo, la entrada al barrio Los Pescadores. “También vendo 20 litros de gasolina por 5 dólares, si lo prefieres”, contó uno de estos ‘pimpineros’ a PANORAMA.

Llenar el tanque de 30 litros de un vehículo compacto, costaría 30.000 bolívares. No obstante, en la troncal un galón de combustible es ofertado entre 10 y 15 dólares.

 

'Pimpineros' utilizan embudos con mangueras, listos para 'despachar' el combustible.

 

A lo largo de esa arteria vial es posible observar cómo los vehículos se detienen y tanquean cual estación de servicio. Algunos funcionarios policiales pasan y a escasos 100 metros de la sede del Servicio de Investigación Policial del estado Zulia (Sipez), en el sector Los Patrulleros. El ‘pimpinero’ recibe el pago y procede a surtir el vehículo. La escena se repite, sin pudor y bajo la mirada de autoridades policiales, en estas principales calles de la ciudad.

Hace cuatro días, funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) desalojaron de las orillas de la troncal del Caribe a quienes se dedicaban a vender gasolina en estos recipientes.

“Y uno no sabe si esa gasolina está ligada con agua o con diesel. Yo no me arriesgaría a ponerle eso a mi carro porque se me daña el motor y es peor”, narró Rubén Artigas, de San Miguel, mientras hacia una cola en la estación de servicio Amparo, en la circunvalación 2.

 

Varias estaciones de servicio a la espera del despacho

Entre tanto, en las estaciones de servicio, las colas siguen siendo intensas. En filas de más de 100 vehículos, los conductores aguardan para surtirse, incluso con la esperanza de que llegue una gandola a despachar.

“Desde las 7:00 de la noche, estoy en cola para poder tanquear y ahorita, por fin, estoy ya adentro de la bomba”, comentó Nerio Villalobos, antes de ir por sus 30 litros de gasolina en la estación de servicio La Fusta, en la avenida La Limpia.

La mitad del despacho llega en varias gasolineras de la capital zuliana, como es el caso de la llamada Amparo, en la circunvalación 2, donde este miércoles la gandola despachó 14.000 litros, de 38.000 litros de combustible que debería llegar. Esa cantidad “alcanza solo para 5 o 6 horas al día, si tenemos electricidad”, sostuvo Cyntia Holzer, encargada de esa estación de servicio. Los conductores aseguraron que la cola “fluía”.

En la bomba Cumbres de Maracaibo (C-2) no había carburante. Solo estaban tres efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), a la espera del camión despachador. “Hoy no se ha atendido a nadie aquí. Desde la mañana estamos esperando la gandola”, dijo uno de los funcionarios a las 12:30 del día. No había colas.

Sin embargo, una ‘kilométrica’ fila de vehículos salía de la E/S Santa Fe, en La Limpia. También ocurría lo mismo de la E/S El Stud; aquí hay fila de funcionarios también.

 

Así la cola para surtir en la E/S Amparo, en la circunvalación 2.
Unas cinco horas tardan en tanquear los conductores en la E/S La Fusta.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS