Llevan atención médica integral a más de 370 habitantes de la parroquia Coquivacoa

Las próximas jornadas de la Alcaldía de Maracaibo serán el 17 de febrero en la casa comunal La Chinita, parroquia Venancio Pulgar

Por:  Nota de prensa

Con una atención directa a 373 ciudadanos, en su mayoría indígenas de la parroquia Coquivacoa, se realizó el pasado lunes 10 de febrero la segunda jornada integral de salud indígena en el Centro de Educación Popular (CEP) Jesús Rosario Ortega, ubicado en el sector Santa Rosa de Agua.

La actividad formó parte del trabajo conjunto entre la Alcaldía de Maracaibo con el soporte del Ministerio para la Salud y la coordinación de la Secretaría de Salud del estado Zulia.

En el CEP Santa Rosa de Agua se ofrecieron consultas de medicina general, geriatría y pediatría. De igual modo, se desplegó el área de inmunizaciones, desparasitación y entrega de medicamentos gratuitos, así como el despistaje de hepatitis, hipertensión y diabetes.

El director de Pueblos y Comunidades Indígenas de la Alcaldía, Kaled Fernández, manifestó sentirse satisfecho por atender directamente a las comunidades indígenas y agradeció al alcalde, Willy Casanova, la voluntad de “conectar la gestión municipal con los pueblos nativos y comunidades vulnerables”.

La jornada fue apoyada por el Servicio Autónomo Sistema Municipal de Salud Maracaibo (Samas), brazo de la Alcaldía de Maracaibo, que proporcionó las inmunizaciones y asistencia médica bajo la dirección de Lismar Rojas.

Las próximas jornadas serán el 17 de febrero en la casa comunal La Chinita, de la parroquia Venancio Pulgar; y el 21 de marzo en el barrio El Chaparral, de la parroquia San Isidro.

Atención integral

Entre los medicamentos entregados destacaron los de alto costo como antibióticos y desparasitantes. Se aplicaron las vacunas pentavalentes, antipoliomielitis, toxoide y la triple, entre otras.

Jhonnely Ortega, vecina del sector, apoyo la realización de la jornada y comentó que la atendieron rápido. Ortega llevó a su hija de cuatro meses a consulta pediátrica y además fueron vacunadas con pentavalente y contra la polio. También pudieron retirar los antibióticos que necesitaban.

María Fernández es una adulta mayor que buscó atención para ella y su hija de 43 años con discapacidad motora. Ambas recibieron la inyección de toxoide. Fernández destacó que la atendieron con “mucha amabilidad” y respaldó la ayuda ofrecida a los niños de la comunidad.

Más Noticias