Publicidad

Actualizado hace 243 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Ciudad
02:30 PM / 16/05/2019
“La luz es un lujo”: Marabinos cansados de apagones
Luis Dagand
Enrique Rivas

Un servicio eléctrico irregular sigue siendo la razón del insomnio de la mayoría de los marabinos. Los llantos de los infantes hacen eco durante las largas noches sin electricidad. Veritas, el norte y en comunidades del oeste son las más castigadas.

“Ayer la corriente se fue a las 8:00 de la mañana  y volvió a las 10:00 de la noche, luego permaneció hasta la madrugada, pero duró solo dos horas”, relató Luis Quintero, habitante de la calle 86-a con avenida 9-B. Además, explicó que en la vecindad hay varios adultos mayores, que frente al intenso calor, buscan refugio en las casas de familiares.

Calles arriba, específicamente en la calle 83 con avenida 13 del mismo sector, hace dos semanas los habitantes fueron protagonistas de una protesta, al tener dos días sin energía.

El irrespeto al cronograma de racionamiento de 6x6 es frecuente en la zona. “La electricidad no tiene hora fija de regreso o de ida, vivimos en zozobra. Programar un horario de quehaceres o de visitas es jugar al azar”, comentó Oscar Ferrer.

Vecinos de San Jacinto sobrepasaron las 14 horas a oscuras, mientras que vecinos reprocharon su fortuna. “Tuve que dormir otra vez en el porche. Ya no sé para qué tengo un cuarto o electrodomésticos; los tengo de adorno en la casa porque nunca los uso. Ya la luz es un lujo”, exclamó José Paz, quien esperaba soñoliento el bus de Marina Norte en el centro.

Este rotativo visitó el sector Belloso, Valle Frío, barrio Puerto Rico, Cerros de Marín y Los Postes Negros. En todos los lugares los usuarios del servicio eléctrico reportaron un apagón de cuatro horas, desde las 2 p. m. hasta las 6 p. m., evento que no es parte de los racionamientos habituales en los lugares mencionados.

Hasta seis fluctuaciones fueron reportadas. “Los bajones se me llevaron un ventilador, por aquí la electricidad solo se va dos horas, pero vivimos con miedo de perder electrodomésticos”, expresó Paola Meleán desde Cerros de Marín.

En el sector Amparo tres bajones pusieron en alerta a sus residentes. “La electricidad se ha mantenido desde ayer, pero los bajones hacen correr a uno a desenchufar todo, porque los protectores se ‘deshacen”, explicó Juan Peñero.

En San Jacinto afirman que solo reciben unas 4 horas de electricidad al día. “Pero ayer por aquí no hubo luz”, narró David Pérez, vecino.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS