Héroe del 2019: El bombero Randy entregó su vida para salvar al prójimo

Randy, en su valiente intento de salvar la vida del joven,  no se percató de la presencia de un panal de abejas africanas dentro del tanque. Él fue atacado por el enjambre con otros dos compañeros de labor.

Por:  D. Rodríguez

Salvar a un ser humano  y entregar la vida propia por otro es el acto más noble, más ejemplar de cualquier persona puede hacer. Esto es lo que convierte a alguien común en un verdadero héroe de la sociedad, sin necesidad de llevar una capa o súper poderes como se reflejan en las trilladas películas de Hollywood.

El municipio Santa Rita, del estado Zulia, tuvo este 2019 su propio “héroe azul”, quien por obra del destino partió al cielo. Randy Josué Reyes García, de 23 años, siempre será recordado por sus familiares, amigos, allegados y la sociedad como un hombre digno, ejemplar, que entregó su vida para salvar a otro ser humano que estuvo a punto de morir.

El joven cabimense, del sector La Montañita,  y perteneciente al Cuerpo de Bomberos de Santa Rita, de la Costa Oriental del Lago, puso a valer su entrega y dedicación en su labor la tarde del pasado 3 de octubre cuando participó en las labores de rescate para salvar a un adolescente de 14 años, en el sector El Caño, que había quedado  atrapado en el tanque de una planta de tratamiento de aguas negras fuera de servicio.

Randy, en su valiente intento de salvar la vida del joven,  no se percató de la presencia de un panal de abejas africanas dentro del tanque. Él fue atacado por el enjambre con otros dos compañeros de labor.

Quedó atrapado en el sitio y su cuerpo recibió los fuertes aguijonazos de los insectos. A pesar de estar bastante herido y pudo sacar al joven en aprietos. Pero sin fuerzas él no pudo salir.  Sus propios compañeros de labores debieron solicitar apoyo y ayuda al Cuerpo de Bomberos de Cabimas, cuyos funcionarios lograron sacar a Randy.

Los conocidos y allegados de Randy lo recordaron como un joven alegre y servicial.

Ya el daño estaba hecho. El joven bombero, con apenas 6 años de carrera en la institución, tuvo que ser trasladado y recluido en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital General del Sur, en Maracaibo.

Con el paso de los días, el paciente no presentó reacción neurológica. No tenía ningún tipo de estímulo y su tensión arterial fue disminuyendo. El funcionamiento de sus riñones también se vio comprometido por la cantidad de veneno que recibió el organismo.

En el centro de salud público permaneció  10 días. Poco a poco su vida se apagó. Falleció a causa de un “shock anafiláctico” y apismo (envenenamiento por picadura).

El héroe azul no pudo formar del pequeño grupo de personas que ha sido capaz de recuperarse de un ataque de abejas africanas. En esos casos, apenas el 20% de las sobrevivientes que sufren la embestida de dichos insectos puede seguir adelante, aunque juega mucho el organismo de la persona, su capacidad de respuesta y el tratamiento médico inmediato.

Siempre se preocupaba por su preparación profesional para realizar con éxito las labores contra los incendios o de rescate de las personas.

Un hombre ejemplar

Randy pertenecía al equipo de paramédicos y rescatistas del Cuerpo de Bomberos de Santa Rita desde 2013, era estudiante de Ingeniería Ambiental del núcleo Costa Oriental del Lago de la Universidad del Zulia y miembro del movimiento estudiantil de la institución.

Sus allegados y amigos le describen aún como un hombre ejemplar, hijo dedicado a sus padres y un servidor “público” nato, siempre dispuesto a ayudar a los demás, sin pedir nada a cambio.

Su mayor sueño era graduarse de ingeniero ambiental, además de seguir los pasos de su padre, Henri Reyes, quien es actualmente capitán del Cuerpo de Bomberos de La Rita.

“Randy fue un ser humano excepcional, excelente compañero y que siempre inyectada a los demás el amor por su profesión. Siempre dispuesto a dar el paso adelante para cualquier misión o tarea. Su sentido de ayudar a los demás prevaleció y así lo hizo. Hasta el último día de su vida luchó y luchó. Siempre será recordado como un héroe”. Así lo recordó Jesús Quintero, uno de sus amigos.

Para Henri Reyes, la muerte de Randy es la prueba más dura de la vida. Sigue pasando el trago amargo de ver partir a un hijo, el único que decidió seguir sus pasos, a pesar de tener 5 hermanos más...  todos están fuera del país.

Era un joven creyente en Dios y en servir a los más necesitados.

“El dolor no pasa y nos mantiene la fortaleza. Esa fue la voluntad de Dios. Randy Reyes seguirá cumpliendo sus funciones en el cielo, haciendo lo que más le gusta”, contó consternado su padre, el capitán Reyes a PANORAMA.

“Mi hijo siempre quiso vivir, hasta el final estuvo aferrado a la vida (…). Lo que queda es resignación. La vida continua (…)”, expresó con pesar el papá del joven cabimense.

Recordó que Randy comenzó su carrera desde la adolescencia como “bomberito” y cuando lo acompañaba a su trabajo. “Él inició en la brigada juvenil de rescatistas y a los 3 años se hizo profesional gracias a su empeño y dedicación. Mi esposa y yo   siempre estaremos orgullosos porque cumplió con su deber”.

El general Franco Giampiccolo, del Cuerpo de Bomberos de Santa Rita, el día del sepelio, aseguró que el acto heroico  de Randy será recordado por siempre y por las futuras generaciones de bomberos en el Zulia.

“Nos dejó un gran hombre, un ser ejemplar (…) su coraje y valentía es un claro ejemplo de nuestra labor”, dijo Giampiccolo.

Querido por todos

Randy era un joven querido por todos, que se ganó el respeto y el aprecio de quienes lo conocieron.

En Facebook y las distintas redes sociales, las manifestaciones de solidaridad se multiplican y todos lo recuerdan como un guerrero, un héroe de carne y hueso.

“Hermano, no pasa un solo día que no recuerde tus ocurrencias y tu sentido del humor. Eres un héroe, de esas personas que hacen falta en este mundo para hacerlo mejor”, le escribió en twitter José Bermúdez, allegado de Cabimas.

“La nobleza de un hombre se mide por sus actos. Randy fue uno de esos, de los pocos que se atreven a dar la vida por el prójimo sin importar la propia. Desde el cielo, seguro serás un ángel que cuidarás y protegerás a los demás”, fue el mensaje que recibió de María Eugenia, residente de Puerto La Cruz.

Incluso, su acto valeroso y posterior muerte trascendió las fronteras. La heroica labor de Randy fue publicada y replicada por portales informativos de Estados Unidos, Colombia, Argentina, Panamá y  España.

 “Mis respetos y sincero abrazo de solidaridad para la familia Reyes por tan sensible pérdida física del joven. Su trabajo y esfuerzo nos recuerda lo que hacemos todos los bomberos día a día en favor de las comunidades y las personas”, dijo Scott Brians, desde California y en una publicación de un medio estadounidense que reseñó la muerte del bombero zuliano.

Ascenso postmortem 

Con honores en el Cuerpo de Bomberos de Santa Rita, organismo que lo vio crecer, Randy Reyes fue despedido.

Las autoridades municipales rindieron los honores y entregaron a la familia Reyes García las condecoraciones y el ascenso postmortem, al grado inmediato superior: distinguido.

El día de su despedida, Randy recibió el ascenso postmortem, al grado inmediato superior: distinguido.

En esa oportunidad, el alcalde de Santa Rita, Alenis Guerrero, expresó su pesar por la pérdida irreparable.

“Nuestro municipio se enluta y reconoce con honor y oración el acto heroico de salvar la vida de este infante. Gracias por tu entrega héroe de azul, Dios y la Virgen del Rosario de Aránzazu te reciban. Paz a tu alma”, dijo la  autoridad local en el acto.

El propio capitán del Cuerpo de Bomberos, Henri Reyes, le envió un mensaje a las futuras generaciones que deseen incursionar en la labor. “Es un trabajo con riesgos, en donde es importante la experiencia, la serenidad y la calma en la toma de las decisiones. A veces, la falta de insumos, de implementos puede jugar en contra de nosotros y a eso nos exponemos. Nosotros queremos héroes vivos, no muertos”.

Si deseas seguir el arduo trabajo de los Bomberos del municipio Santa Rita, en la Costa Oriental del Lago, puedes hacerlo a través de su cuenta en twitter @BomberSantaRita. 

Así, como todo un ángel azul, que arriesgó su existencia para salvar la de otro,  sin medir las consecuencias de lo hecho, solo el deseo y el impulso de ayudar, Randy Reyes dejó este plano físico y pasó al celestial. Nadie se lo pidió, él solo cumplió con su deber. Siempre será recordado como el hombre que entregó su vida por salvar a un jovencito de 14 años.

Más Noticias