Fotos/ Protocolos de bioseguridad en Basílica en manos de 25 personas

Veinticinco personas del nuevo grupo de la Basílica fueron juramentadas  este lunes 26-O por el padre Nedward Andrade y el alcalde Willy Casanova.   Está previsto   convertirlo en una “pastoral pospandemia”  del santuario mariano.

Por:  Priselen Martínez Haullier

Comprometidos. Así asumieron los 25 hombres y mujeres que desde este lunes 26 de octubre conforman el Grupo  Chiquinquireño de  Bioseguridad tras ser juramentados por el párroco de la Basílica, Nedward Andrade, acompañado del alcalde de Maracaibo, Willy Casanova; y la directora municipal de Salud, Lismar Rojas; entre otras autoridades de la ciudad.

Andrade agradeció la disposición de “estos hombres y mujeres que han querido dar un paso en el servicio al pueblo de Dios, a sus hermanos en medio de esta difícil situación, de esta terrible realidad que significa la pandemia del covid-19 (…) servir a través de la prevención necesaria para evitar el contagio (…)”, expresó.

El párroco de la Basílica informó que el Grupo de Bioseguridad podría convertirse en una "pastoral pospandemia."

Destacó que este grupo “es uno de los primeros que se va a juramentar en la Iglesia zuliana y tal vez en nuestra Iglesia venezolana” a la vez adelantó que está previsto  convertirlo en una “pastoral postpandemia”  del santuario mariano, en conjunto con las autoridades,  con el objetivo de   prevenir “cualquier contagio” una vez que la Conferencia Episcopal Venezolana  (CEV) acuerde “reabrir las actividades pastorales”.

Este equipo,  integrado por servidores de María y miembros de grupos de apostolado, fue capacitado por el Sistema Municipal de Salud, Bomberos de Maracaibo y Protección Civil. Dos médicos, servidores marianos también,  serán guías para las tareas de bioseguridad. 

Casanova, por su parte, recordó que esta celebración de las fiestas patronales de la Virgen de Chiquinquirá  “serán distintas, condicionadas por la realidad que estamos viviendo con la pandemia del covid-19”.

Recordó que, a pesar de las restricciones que sin duda tendrá la celebración, “el próximo sábado 31 de octubre se hará la Bajada a puerta cerrada”.

El alcalde Willy Casanova lamentó que por la pandemia este año  la Bajada de La Chinita sea a puerta cerrada.

“Nos va a dar dolor no ver a nuestro pueblo maracaibero colmando la plazoleta, la Calle Derecha que cada último sábado de  octubre se da cita para el encuentro de amor y fe por nuestra Virgen”, resaltó a la vez que informó que habrá  actividades que tendrán relación con el ciudadano y parte de ello es la creación de este Grupo Chiquinquireño de Bioseguridad.

Casanova pidió “paciencia” a los maracaiberos, pues esta semana es de “cuarentena radical estricta” por lo que pidió continuar con la disciplina durante estos días, pues el lunes 2 de noviembre volverá la flexibilización y permitirá más actividades.

El equipo de Bioseguridad Chiquinquireño se estrenará este sábado 31-O.

A los integrantes del  equipo los instó a  “tener cuidado, pues el virus sigue circulando en la ciudad , pues es nuestro deber cuidarnos y cuidar a los maracaiberos”.

Las palabras de  juramentación estuvieron a cargo de la directora de Turismo, Michelle Mendoza. 

La regencia en el servicio lo tendrá la Basílica, había comentado este domingo el sacerdote Andrade.

Más Noticias