Publicidad

Actualizado hace 30 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Ciudad
04:16 PM / 07/10/2019
Fotos / Toromo despierta de su pesadilla y ayuda comienza a llegar
L. Argüelles / Agencias

La pesadilla por el deslave del río Kunana, en la Sierra de Perijá; comienza a ceder, el río baja su nivel, las aguas ceden el paso a gigantes escombros, en medio de un pesado lodo, el miedo da paso al volver a empezar para muchos en las comunidades de Toromo.

Comunidades indígenas yukpas resultaron afectadas tras un deslave que ocurrió la noche del pasado jueves 3 de octubre por el desbordamiento del río Kunana, o río Negro, tras intensas lluvias en la Sierra de Perijá, municipio Machiques de Perijá.

Las zonas más vulnerables son las de los pueblos indígenas de la Sierra de Perijá.

Según reportes extraoficiales y testimonios de residentes afectados por el fenómeno, al menos cinco niños y un adulto se encuentran desaparecidos tras el percance natural.

"Esto está terrible. ¡Les pido que nos ayuden, yo perdí cinco sobrinos!", decía desesperada Guillermina Panapera, una de las habitantes afectadas, a la periodista Yohandry Montiel.

Autoridades educativas de Perijá señalaron a la periodista Leonor Argüelles que varias escuelas resultaron con serios daños.

"Las escuelas Toromo, Atapoj y Shuatta quedaron destruidas", dijo Víctor Aguirre, jefe de circuito del eje Perijá.

Los destrozos fueron producto de enormes escombros que arrasó la lluvia.

Migdalis Santiago, directora de la Fundación Ojenkae, confirmó que asistieron funcionarios de la Gobernación de Zulia, la Cruz Roja y Acnur a realizar las primeras evaluaciones.

Santiago solicitó comida no perecedera, botellones de agua, pastillas para potabilizar el agua, ropa y medicamentos para las comunidades afectadas.

Los niños fueron los primeros en ser atendidos por la autoridades.

En este contexto de crisis, la ayuda humanitaria empezó a llegar este lunes 7 de octubre. Doce toneladas de alimentos, insumos y enseres están siendo trasladados al municipio Machiques de Perijá, para atender a las víctimas del deslave.

"Hubo un impacto en 350 o 400 familias que se vieron afectadas en sus viviendas y hogares... Hay seis desaparecidos y pudimos localizar a una de las víctimas, tras el despliegue de más de 1.200 hombres entre Protección Civil, bomberos, policías, militares y del sistema de riesgo", explicó  el director nacional de Protección Civil, G/D Randy Rodríguez.

La ayuda empezó a llegar desde Caracas a la Base Aérea Rafael Urdaneta (Baru).

En detalle, explicó que son 12 toneladas de insumos, distribuyen agua potable, colchonetas, pañales, comida enlatada y otros aspectos que van a fortalecer el sistema de atención en el trágico escenario.

"Mantenemos el monitoreo para tomar las precauciones tempranas, tal como se hizo en la localidad, donde ya se habían evacuado y por eso la situación no fue de mayor magnitud", agregó el director de Protección Civil.

Un avión de la Fuerza Aérea trajo los alimentos a Maracaibo.

Por su parte, el secretario de Gobierno, Lisandro Cabello, anunció que la Gobernación está desplegada en doce municipios, para prevenir situaciones trágicas en las zonas vulnerables.

"Todo el Gobierno nacional, regional y municipal están desplegados para atender de forma médica, social y educacional para que la ciudadanía no sufra por los impactos de la naturaleza”, agregó Cabello.

   

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS