"Fiestas de la Chinita exigirán más humildad, no perdamos la alegría ni la fe"

"Esta difícil situación (pandemia) va a pasar, dentro de poco nuestra Madre y nuestro Señor nos van a conceder la dicha de volver a unirnos”, dijo el párroco Nedward Andrade.

Por:  ÍLL

Las fiestas patronales en honor a la Virgen de Chiquinquirá, que comenzarán el próximo sábado 31 de octubre, con la Bajada de la Reliquia,  exigirán más humildad de sus devotos este año.

“Más humildad y más fervor nos permitirá contemplar mejor a nuestra Madre, que nos llena de amor”. Así lo dijo el párroco rector de la Basílica Santuario, Nedward Andrade, en la misa mensual de la Chinita, la mañana de este domingo 18 de octubre, justo al mes de su solemnidad.

En la misa, transmitida en un Live de la cuenta Instagram de la Basílica, Andrade recordó que la Bajada de la Tablita de la Patrona del Zulia, será virtual, pero que no por ello, la Virgen dejará de acercarse a sus hijos.

Reiteró que la Tablita saldrá en su María móvil a recorrer Maracaibo y varios municipios y además hará un recorrido en helicóptero, desde donde derramará su bendición que viene del cielo.

“No perdamos la alegría, la fe ni la esperanza. Esta difícil situación va a pasar, dentro de poco nuestra Madre y nuestro Señor nos van a conceder la dicha de volver a unirnos”, dijo el sacerdote, quien instó a los feligreses a seguir rezando para que la  pandemia llegue a su fin.

“Apegados a los protocolos de bioseguridad, para preservar la salud, podremos sentir y tener a la Virgen Morena cerca. Ella no se deja ganar ni en amor, ni en generosidad”, expresó.

Andrade volvió a pedir a los chiquinquireños que ofrezcan a la Virgen "el manto más hermoso, el de   la unidad y comunión". “Tú y yo estamos llamados a tejerlo y ofrendarlo como Ella lo merece y en honor a Jesucristo”.

Párroco Andrade: Ofrezcamos a la Virgen el manto de  la unidad y comunión.

En la celebración de este homenaje mensual, los servidores de María, desde sus casas, unidos por las nuevas tecnologías, renovaron su  juramento como integrante de la sociedad religiosa fundada el 6 de diciembre de 1901.

El presbítero Andrade también bendijo la refundación del conjunto gaitero de la benemérita sociedad, representada en la eucaristía por sus directores, los servidores Gustavo Nucette y Richard Vásquez.

Más Noticias