“Fe y Alegría sigue apostando por una Venezuela productiva"

En el marco de los 65 años de la institución, Judith Andrade, coordinadora en occidente,  dijo: "En tiempos de crisis seguimos celebrando, Fe y Alegría nació de una esperanza”.

Por:  Jhoanna Rossell / Pasante

Este año Fe y Alegría cumple 65 años y para celebrarlo  se plantea seguir trabajando en pro de la educación en Venezuela. “Salvando la educación, salvamos a Venezuela, ese es el lema de esta celebración”, señaló Judith Andrade, coordinadora zonal de Fe y Alegría Occidente, responsable de la línea de preescolar y primaria.

Una misa de acción de gracias realizada, en la Basílica, el 5 de marzo dio inicio al festejo nacional por el 65 aniversario de la creación de Fe y Alegría que se extenderá hasta el 5 de marzo del 2021 y traerá consigo múltiples actividades en pro de la educación, la ciudadanía y la identidad del país.

La eucaristía, en Caracas, la presidió el cardenal Baltazar Porras, el viernes 6 de este mes.

Fe y Alegría fue el sueño de padre jesuita José María Vélaz que se materializó en Caracas en 1955, durante la dictadura de Marco Pérez Jiménez, gracias a generosidad de los esposos Abraham Reyes y Patricia de Reyes, quienes donaron su casa recién construida para que los niños del sector,  el populoso 23 de Enero, pudieran recibir educación.

Judith Andrade, coordinadora zonal de Fe y Alegría Occidente, es la responsable de la línea de preescolar y primaria.

“Fe y Alegría sigue apostando por hacer realidad el sueño de una Venezuela digna, productiva, donde nuestros niños y jóvenes puedan educarse y realizarse como personas” agregó. Para lograr este sueño, y en el marco de la celebración de su aniversario, la institución presentó al Ministerio de Educación la propuesta de educación en tiempos de emergencia.

Este proyecto consiste en capacitar a los equipos directivos aplicados (conformados por la directiva, psicopedagogo, orientador y maestros del colegio) para que puedan determinar cuáles son las necesidades que tienen los alumnos y crear estrategias para satisfacerlas.

Este plan busca que “los docentes y el plantel estén en capacidad de determinar estadísticamente cuántos niños faltan a clases y cuáles son las razones. Y dependiendo de la causa la directiva pueda realizar un plan de acción”, explicó Andrade.

“También buscamos dignificar el rol del docente en el sociedad, en este momento se está en conversaciones con el Ministerio de Educación para llegar a conseguir reivindicaciones salariales, no solo para los docentes de nuestras escuelas, sino para los docentes del país en general”, agregó.

“En tiempos de crisis seguimos celebrando, Fe y Alegría nació de una esperanza  y esta propuesta también es una esperanza. Salvando a la educación salvamos a Venezuela”, afirmó Andrade.

Esta institución está compuesta por 22 centros en el Zulia y 3 colegios en Falcón con un estimado de 685 docentes activos. El número de alumnos es de 16.285.

La deserción escolar es uno de los grandes problemas de la educación venezolana, sobre el tema Andrade informó que en la actualidad las escuelas de Fe y Alegría han tenido una disminución de 25% en la población estudiantil. A esto se le suma la deserción docente que también se estima en esos porcentajes.

Actualmente, Fe y Alegría tiene proyectos de comedores escuela en las aéreas más vulnerables del país, garantizando a los alumnos una o dos ingestas diarias. En esta labor la institución cuenta con el apoyo de organizaciones nacionales e internacionales, como el Cenae, el Consejo Noruego y Unicef.

“Fe y Alegría es más que una institución educativa, es un movimiento social que busca educar con la pedagogía del amor. Llegando a ser un lugar seguro al que los alumnos pueden asistir”, dijo Andrade.

En el marco de la celebración de su 65 aniversario, la institución estará ofreciendo conversatorios en su sede principal, frente del CDI de Santa Rosalía, todo los meses sobre la identidad, ciudadanía y pedagogía, además de charlas sobre la educación en tiempos de emergencia.

Más Noticias