Publicidad

Actualizado hace 25 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Ciudad
04:00 PM / 10/08/2019
Falleció Eduardo Ferrer Oquendo, exdirector de PANORAMA
Redacción PANORAMA
Archivo

Otro roble, un gran guía para el área técnica, que ayudó a levantar a PANORAMA como Casa Editorial, gracias a su trabajo, disciplina, conocimientos en el área tecnológica y vinculación con la familia Pineda, dice adiós.

La madrugada de este sábado 10 de agosto de 2019, en la ciudad de Miami, falleció el ingeniero Eduardo Ferrer Oquendo, exdirectivo del periódico. 

En PANORAMA laboró durante 50 años. Formado en EE UU,  Ferrer Oquendo comenzó a trabajar en el Diario   el 1 de diciembre de 1964. Sus primeros años de carrera los cursó en  la Universidad Lehigh, en Bethlehem, Pensilvania,  EE UU,  pero hizo equivalencia en el país  y terminó graduándose como Ingeniero Mecánico en la Universidad Central de Venezuela (UCV) en 1963.

Antes de entrar a esta empresa,   ya PANORAMA le era familiar. Siendo adolescente iba de la mano de su padre, Don Eduardo Ferrer, a la  tercera sede del periódico, situada en lo que es hoy día el Paseo Ciencias.

Desde su época de estudiante  de bachillerato y por sus conocimientos del inglés, ofreció sus servicios como traductor en la cuarta sede de PANORAMA, en la misma calle Ciencias pero a pocos metros de la avenida El Milagro. Así nació su pasión por el trabajo.

Después vino su etapa de universitario y en este punto  destaca que el doctor Luis Guillermo Pineda U., quien era en esa época Presidente del Diario PANORAMA,  le tuvo siempre un especial afecto porque en la  misma Universidad Lehigh donde él había estudiado los primeros años de ingeniería mecánica, el doctor Pineda se había graduado de ingeniero eléctrico.

Con el concurso de La Casa Eléctrica Ferrer Oquendo obtuvo una beca, por año y medio,  en la empresa Westinghouse Electric, para prepararse en los productos que fabricaba esta marca en EE UU.

A su regreso, el doctor Pineda U. se lo llevó  a trabajar con ellos. Fue así como ingresó a la empresa de refrigeración Elga de Venezuela, donde llegó a ser su Presidente hasta el día de su fallecimiento,  y a La Casa Eléctrica, encargándose  del taller de reparaciones. Pero a pocas semanas lo llamó nuevamente para que trabajara en el área de producción de PANORAMA, pues notaron que necesitaban un ingeniero que se encargara de ese neurálgico departamento.

Así comenzó a participar en la remodelación del área industrial, modernización que se había iniciado desde 1949 con la Junta Directiva liderada por el Dr. Luis Guillermo Pineda. Se iniciaron los procesos para crear un ambiente más seguro y menos contaminante para los trabajadores pues se trataba de la época de la impresión en plomo que se extendió hasta mediados de la década de los 70.

El Ingeniero, como lo llamaban todos en PANORAMA, refería que también se encargó del cambiar el sistema  del revelado de los clisés de zinc. En el año 1975 lo enviaron a visitar varios periódicos Latinoamericanos para hacer una inducción sobre el manejo del revelado de las planchas, haciéndolo más eficiente, pues se comenzó a utilizar el sistema Napp, que era un sistema intermedio entre el sistema caliente y el sistema en frío. 

Para 1977 se acometieron importantes avances tecnológicos, ya que se introdujo la electrónica al taller, desapareciendo la impresión en plomo para dar paso al sistema de fotocomposición en la elaboración de las páginas. Se logró un procedimiento de impresión mitad tipográfico, mitad offset.

El ingeniero   Ferrer fue parte activa de ese salto tecnológico de PANORAMA, cuando   se instalaron los  terminales de video en la Redacción.

Ferrer Oquendo decía que a finales de la década de los años 70 al aumentar  la circulación del  diario y la recepción de avisos, en el periódico no se daban abasto para tanto trabajo. Por eso  la Directiva del periódico  comenzó a pensar en construir una edificación nueva, más grande y acorde con los requerimientos que estaban exigiendo los clientes.  

Junto al arquitecto José Hernández Casas, la Directiva de Panorama, teniendo de Presidente a Esteban Pineda Belloso,  comenzó a planificar lo que sería la quinta sede de esta Casa Editora. Se sumaron a ese esfuerzo colectivo los conocimientos del arquitecto y las experiencias que el ingeniero Ferrer había adquirido cuando fue parte de la comitiva de PANORAMA que visitó varios diarios de América Latina para planificar lo que es hoy la nueva sede del Diario, que abrió sus puertas el 1 de  diciembre de 1984.

En esa nueva sede se instaló la rotativa Goss Metroliner, en cuyo proceso participó activamente Eduardo Ferrer, al igual que en la instalación de la rotativa comercial Tensor y de todos los equipos auxiliares de ambas impresoras, puesto que él era el Director Técnico y responsable de velar por todo lo que tuviera que ver con la producción de Panorama y sus productos impresos.  

En los 50 años de trabajo en PANORAMA fue condecorado con  las ordenes: “Andrés Bello”, en 1era. clase en 2004; “Francisco de Miranda”, 1era. Clase en 1994; “Mérito en el Trabajo”, 1era. Clase en 1980 y “Lago de Maracaibo”, 2da. Clase en 2000.

Para la Junta Directiva, el fallecimiento del ingeniero  Eduardo Ferrer es motivo de profunda tristeza. "Con él", asegura la Presidenta de esta empresa editorial, Patricia Pineda, "perdemos uno de pilares de la segunda generación, de esos que hicieron de Panorama la sólida institución editorial que durante casi 105 ha sido referente de información y credibilidad para los zulianos".

Será recordado por sus aportes al crecimiento y desarrollo de la empresa, por esa determinación de estar siempre a la vanguardia tecnológica.

El ingeniero Ferrer fue siempre un aliado incondicional de la Sala de Redacción. Puso, en todo momento, todas las capacidades técnicas que estaban a su cargo al servicio de quienes buscábamos y teníamos el deber de informar. Era un hombre de carácter fuerte, sonrisa adusta y con una visión clara de un negocio que manejaba al dedillo, describe María Inés Delgado, directora editorial de PANORAMA.

Su desaparición física causa consternación a esta Casa Editorial, que pierde sin duda a uno de sus timoneles.

Ferrer Oquendo formó hogar con su esposa   María Alcira Martínez de Ferrer. Ambos son padres de Eduardo Ferrer Martínez,  Marialcira Ferrer de Parra, Marisela Ferrer de Santucci y  Eduardo Enrique Ferrer Martínez.  A ellos, les enviamos nuestra palabra de solidaridad.

 Paz a su alma

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS