El desafío de moverse en transporte en cuarentena

"Piratas" resisten, pese a prohibición de circular. Cobran lo que quieran a los que por necesidad deben moverse. Buses autorizados se quedan cortos, pese a la cuarentena.

Por  María Fuenmayor

La limitación del transporte público para asegurar el cumplimiento de la cuarentena por Covid-19 en el país no pasa inadvertida en el Zulia, donde la crisis en este sector se ha radicalizado los últimos años.

Afectados por la falta de gasolina y la orden de no circulación decretado en la entidad, los zulianos se ven obligados a pagar un monto excesivo en el pasaje, soportar la espera en calles desoladas y, en muchos casos, a caminar hasta sus destinos. Una situación crítica que afecta con especial crudeza a los trabajadores de los sectores esenciales y pacientes crónicos.

Desde este viernes 20 de marzo, la Alcaldía de Maracaibo para apoyar a quienes necesiten trasladarse de manera "indispensable" a otro punto de la ciudad activó 8 rutas gratuitas con 34 autobuses, una cantidad que, a decir de los usuarios, se quedan muy cortas.

En este contexto, cláramente el transporte informal se sigue moviendo, pese a la prohibición de circulación por la cuarentena.

Jesús Mejía, un enfermero de 25 años, relató que no pudo acudir a su guardia en el Hospital Chiquinquirá el pasado miércoles 25 de marzo , la razón: la ausencia de vehículos de la línea Socorro. 

El enfermero vive en la urbanización Raúl Leoni, segunda etapa,  salió a las 6:30 de la mañana de ese día y todavía a las 9:30 estaba aguardando por una unidad cerca de la parada en Los Patrulleros.

"Pasaron tres buses azules (autorizados por el Gobierno) y ninguno iba hasta el centro de la ciudad. Me quedé parado para ver si podría ir a trabajar pero no transitaron carros ni 'piratas' ni de la línea", contó. Asimismo, afirmó que desde que inició el confinamiento el pasaje fue aumentando de 15 mil bolívares soberanos hasta 50 mil Bs. S por un trayecto corto y en 100 mil quedó "el largo". 

"Me parece algo exorbitante, porque los sueldos de ahorita no alcanzan y cobrando así, menos vamos a poder movilizarnos", dijo. 

Otra historia es la de la estilista Daniela Andrade, quien expresó que es "imposible" desplazarse actualmente debido al aumento de la tarifa a Bs. 50 mil y las deficiencias en el surtido de combustible.

En medio del incumplimiento de la norma retuvieron
35 unidades de transporte no autorizadas.

 

"Es muy difícil. Hace unos días salí con mi marido hasta El Milagro y tuvimos que caminar hasta Bella Vista para poder tomar un 'carrito'. Estamos viviendo momentos de crisis, no solamente por la cuarentena y el aumento de precios, también por el traslado de quienes aún están laborando", manifestó la transeúnte que hasta una hora ha esperado por un vehículo.

"No es por las personas, porque transitan muy pocas, es por el transporte que no lo hay (...). Decidimos no salir por esta causa".

Igualmente ha sufrido con esta deficiencia Ormida Hernández, directora de un colegio al oeste de la capital zuliana, que debe viajar todos los días desde su hogar, en Lomitas del Zulia, hasta la sede de la escuela en el sector Pradera Alta, para coordinar la entrega de alimentos a los estudiantes.

"Están cobrando 100 mil bolívares el pasaje porque los transportistas dicen que están comprando cara la gasolina. Ya después del mediodía no se consiguen carros. Ayer (jueves) volví a mi casa caminando porque no pasó nada", narró.

De igual forma lo ha vivido David Finol, quien debe trasladarse a diario a mercados como Las Pulgas o Mercamara por motivos de trabajo. El residente de la urbanización La Paz sostiene que lo único que ha podido abordar son "camiones que trabajan con gasoil en lugar de gasolina".

Además, destacó que casi no hay presencia vehicular en las carreteras y después de las 12:00 del mediodía no circula ningún medio de transporte. "He esperado hasta más de una hora, sino pasa nada, regreso caminando", indicó y añadió que todas las personas usan el tapabocas.

En las redes

Los usuarios de redes coincidieron en que la falta de combustible, la escasez de efectivo y el costo del servicio son las principales dificultades.

"Cobran hasta 50 mil de Los Haticos al centro y el bus del Gobierno pasa de mes a mes", comentó Humberto Castellano.

Mientras, @emma_racaibo escribió en Twitter: "Cabimas-Maracaibo solo lo llegan hasta la cabecera del Puente General Rafael Urdaneta en Punta Iguana. De ahí para arribar a Maracaibo, a agarrar cola con ayuda de los guardias. Así se está haciendo".

En este contexto, el jueves 26 de marzo, unas 54 unidades de transporte público privado fueron retenidas por la Alcaldía de Maracaibo por incumplir el decreto de no circulación establecido para este período de aislamiento.

Los venezolanos han acatado el confinamiento en sus hogares para prevenir la expansión del virus que hasta la mañana de este viernes 27-M había dejado un fallecido en el país. 

Mientras, en la entidad zuliana se han registrado tres casos y,  según el reporte de las autoridades de este jueves 26-M, hay 155 pacientes bajo vigilancia, 15 en centros hospitalarios y 140 bajo domicilio.

Más Noticias