Publicidad

Actualizado hace 10 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Ciudad
09:00 PM / 04/09/2019
¡Deshidratadas! comunidades de Maracaibo y San Francisco viven con sed perenne
Serena Di Zazzo
Gilberto Semprún

Para los residentes de Maracaibo y San Francisco el sufrimiento por la falta del agua no termina, algunos sectores de la capital del Zulia no recuerdan la última vez que el vital líquido recorrió las tuberías de su hogar y cuentan que caminan varias horas bajo el sol buscando un lugar para abastecerse.

Las personas que viven en las adyacencias de la circunvalación 1 tienen en la cañada Los Pinos, el punto fijo para poder surtirse del vital líquido que tanto necesitan. Con una manguera que va desde la toma que se encuentra dentro de la quebrada hasta la arteria vial, el agua sale con una fuerza inimaginable, que asombra a los transeúntes.

Quienes se acercan a llenar los botellones y los pipotes no pueden controlar la fuerza del agua que sale, desperdiciándose en su mayoría.

En San Jacinto, los vecinos  tienen más de un mes sin que el bombeo los beneficie. Dieter Piersante,  del sector 10 de la zona, indicó que en los sectores 13 y 14 pudieron surtirse, pero que poco duró la felicidad, ya que el bombeo solo fue constante “dos o tres horas”.

Dieter Piersante recorre varias cuadras de San Jacinto en busca de agua, sus manos "no dan para más".

Dentro del mismo sector del norte de Maracaibo,  Wilidy Ramírez sufre otro de los ‘típicos’ casos que se ven en la ciudad: llega el agua después de tres o cuatro semanas, pero no hay electricidad para encender la bomba que surte el hogar.

“Llegaba cada 10 días, ahora se tarda más de un mes, cuando bombean nos toca racionamiento eléctrico y quedamos en las mismas”, aseguró Ramírez, quien se encontraba regresando de buscar el vital líquido a varias cuadras de su vivienda.

Wilidy Ramírez indicó que la situación se volvió "desesperante".

Para ella, los camiones cisterna no son una alternativa. Primero por el costo; segundo, la afecta en la salud. “Mi hija tiene la piel brotada y con manchas que parecen ser hongos”, señaló.

“Es una situación desesperante y agobiante”, coinciden Ramírez y Piersante.

En el barrio San José, de Sabaneta, en Pomona, Cuatricentenario y San Miguel llevan "meses" sin disfrutar de un servicio tan esencial y sus habitantes ya no encuentran alternativas ante el problema. Vecinos dijeron que 'cisterneros' les han llegado a pedir por un camión hasta 40 dólares, las pipas llegan a los 10 mil bolívares.

Por una calle cercana al corredor vial Luis Aparicio en la calle 78, a la altura de Grano de Oro, iba  Emmanuel Gutiérrez caminando, mientras empujaba una carretilla llena de botellas vacías al mismo tiempo que expresaba su preocupación ya que iba  "a intentar llenar cerca de la circunvalación 2”.

Emmanuel Gutiérrez se cansa de "carretear" potes vacíos a diario en busca del vital líquido.

Gutiérrez, habitante de la calle 40 en la avenida La Limpia, explicó que llevan dos meses sin recibir suministro de agua potable, por lo que tiene que salir todas las mañanas a ver dónde puede obtener el líquido.

“Por mi casa llegaba dos o tres veces a la semana, pero tenemos cerca de tres meses sin recibir nada de agua potable, no sabemos qué puede ser y nadie da respuesta”, indicó Gutiérrez.

De acuerdo con los testimonios, los camiones no quieren llenar las pipas sino vender la cisterna completa porque "no les genera la misma ganancia hacerlo por partes".

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
MAS NOTAS DECiudad
Ver más