Publicidad

Actualizado hace 30 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Ciudad
08:30 AM / 14/04/2019
Descentralización es clave en el servicio eléctrico
D. Rodríguez
Archivo

La propuesta de la “la descentralización” del servicio eléctrico en el Zulia se saca el “polvo de encima” y nuevamente se evalúa como una propuesta viable y factible para el estado más golpeado por los mega apagones que arrancaron en marzo y siguen con fuerza en lo que va de abril.

En el pasado, la empresa Enelven era la encargada de velar por el óptimo funcionamiento del servicio en toda la entidad y en sus áreas medulares: cobro y facturación, transmisión, generación y mantenimiento desde las subestaciones hasta los equipos de los empleados.

En 2009, la historia cambió con la creación del Ministerio para la Energía Eléctrica y su “brazo centralizador”, Corpoelec. Para ese entonces Venezuela contaba con 13 empresas en el área distribuidas por regiones: Cadafe, Enebar, Enelven y Edelca. Cinco de ellas eran propiedad del Estado y las otras ocho como la Electricidad de Caracas eran privadas.

Luego de la estatización de esta última todas fueron absorbidas por el Ministerio de Energía Eléctrica. De allí todo el modelo del servicio cambió y pasó al control absoluto del Estado. Diez años después, el servicio eléctrico muestra su peor cara que se refleja en la mayoría de los estados de Venezuela.

El Zulia no escapa a la realidad y se lleva la peor parte por ser el último en “la cola” del SIN (Sistema Interconectado Nacional). Prueba de ello, es el complejo termoeléctrico Gral. Rafael Urdaneta (Termozulia) que fue construido para generar 1.400 megavatios (Mw) y, en la actualidad, no supera los 100 Mw, es decir, trabaja al 7% de su capacidad. A esto se le suma constantes interrupciones que sobrepasan las 20 horas continuas y que tiene prácticamente paralizados a los sectores productivos.

“Urge descentralizar el servicio. Que pase a ser administrado por los zulianos, por personas serias, por los exgerentes de Enelven que conocen perfectamente las fortalezas y debilidades del servicio eléctrico zuliano. El viejo modelo funcionó bien por más de 100 años (…), era ejemplo de todo el país, hasta que pasó al control del Ministerio de Energía Eléctrica y Corpoelec”, opinó el experto en el sector Daniel Castillo.

Agregó que “pareciera que existiera una total desconexión entre el Min-Electricidad y el Zulia, aquí existe una situación grave, tenemos un parque termoeléctrico abandonado, un parque eólico que nunca prendió un bombillo, un planta Ramón Laguna en ruinas y sub-estaciones que viven explotando ante cualquier sobrecarga del SEN. Hace 20 años en el estado se generaban más de 2.000 Mw y hoy apenas se llega a 400 Mw”.

El año pasado, el propio exgobernador del Zulia, Francisco Arias Cárdenas, fue uno de los que pidió evaluar abiertamente el sistema de operatividad del servicio eléctrico en Zulia, hacer correctivos y “no repetir  errores”.

“La crisis de nuestro sistema eléctrico debe ser revisada de manera global. Analizando todos los factores intervinientes, sin apegos y sin apartar a quienes puedan dar opiniones sensatas dentro y fuera de la empresa eléctrica”, expresó Arias Cárdenas, tras registrarse en ese momento una agudización del problema de generación eléctrica en Maracaibo, San Francisco, Costa Oriental del Lago y otros municipios.

 “El funcionamiento de la empresa eléctrica del Zulia debe tener autonomía suficiente desde el punto de vista operativo y administrativo. Resulta imposible manejar desde Caracas en sistema eléctrico como el de esta región. Es necesario que los sectores productivos públicos estén sumados en la dirección de esa empresa bajo control del estado. Repetir los mismos errores puede llevarnos al colapso y aumentar el sufrimiento de nuestro pueblo”, dijo  Arias.

El diputado de la AN, Elías Matta, es otro de los que apoya la descentralización del servicio porque ya funcionó cuando existieron Enelven, Enelco, Enelbar o la Electricidad de Caracas.

“Esas empresas funcionaban perfectamente y eran eficientes. Queda en evidencia de que tuvimos dos modelos: el centralizado y el descentralizado y evidentemente se ve claramente cuál no funcionó y convirtió todo en un caos difícil de revertir”, dijo el diputado a este diario, recientemente.

El diputado aseguró que “la empresa privada debería tomar el control de la administración del sistema. Todos los venezolanos se han dado cuenta que Corpoelec es   un ‘elefante blanco’, ineficiente al prestar un servicio bastante deficitario, prueba de ello son los racionamientos  que duran hasta 24 horas en poblaciones del Zulia”.

Alejandro López González, ingeniero electricista del Zulia, en una radiografía del servicio en la principal región del occidente, opinó que es necesaria la creación de una empresa eléctrica autónoma, pero sin que esté al servicio de la Gobernación o entes ministeriales.

“Mientras el esquema centralista del Mppee siga igual, mientras los manejos presupuestarios sean centralizados y mientras la sede estadal Zulia del Mppee esté totalmente abandonada por la burocracia central, nada va a cambiar.

Propone que “aunque las grandes centrales de generación, así como la transmisión en alta tensión, estén bajo supervisión, operación y control de Corpoelec; la distribución y comercialización (mantenimiento y reemplazo de transformadores, líneas de distribución y medidores, entre otros elementos) deben estar en manos del Poder Popular organizado a través de municipios, concejos comunales y/o comunas con directivas técnicas, con predominio de ingenieros y técnicas de la localidad, con experiencia   comprobada”.

“El modelo de empresa regional solo pasará el presupuesto de unas manos a otras, sin que se democratice verdaderamente el acceso a la energía. La industria eléctrica son las personas que la componen; a diferencia de lo que sucede en la industria  petrolera, lo más importante es el capital humano, la capacitación técnica, los ingenieros electricistas y mecánicos y su experiencia”, agregó López.

Otros como el economista Roger Chacín asegura que la aplicación de un “modelo mixto semiprivado” podría ser la salvación para resucitar el SEN y en especial, el Zulia.

“Se pueden crear empresas de servicios especializadas para que atiendan las áreas medulares: transmisión, generación, mantenimientos, equipos y servicios, cobranza. Los empresarios podría tener la mayoría accionaria si aportan fuertes inversiones para recuperar el sistema y el estado, como ente supervisor, tendría un 49% que no es nada despreciable. Aquí se necesitan recursos con urgencia y el Gobierno no lo tiene por la caída de la producción petrolera y las sanciones de EE UU”, añadió Chacín.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS