Publicidad

Actualizado hace 20 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Ciudad
02:16 PM / 28/05/2019
Crisis de gasolina dispara precios de verduras y hortalizas
Priselen Martínez Haullier
Alberto Briceño

Desatados. Así están los precios de las frutas, verduras y hortalizas esta semana, la razón: la crisis de gasolina  que ha generado kilómetricas colas en las estaciones de servicio en el Zulia. 


Frutas como la parchita pasa de los 10 mil bolívares por kilo; guayaba 4 mil y 7 mil bolívares por kilo; limón entre 12 mil y 20 mil bolívares por kilo; lechosa 4.500 mil bolívares, por kilo. 

Igualmente, entre 7 mil y 10 mil bolívares subió el precio de tubérculos como la papa; 15 mil y 11 mil bolívares, el pimentón; 8 mil   y 6 mil bolívares, el tomate; 8 mil y 12 mil bolívares, la cebolla; ramas como: ajoporro, celeri, cebollín superan los 6 mil bolívares; zanahoria entre 3.500 y 8 mil bolívares; así como la auyama, 6 mil bolívares. 

“El fin de semana recorrí tres ventas de verduras donde hace 10 días había comprado a precios aceptables. Esta vez así como entré salí, pues al mirar como se dispararon  los precios me horriricé ”, contó Tamara Morillo, habitante del sector La Limpia. 


“Fui a la Curva de Molina y  me tuve que  regresar al mercado periférico de La Limpia porque ya los precios están casi igual en efectivo que por punto de venta. Se dispararon demasiado”, contó Luisa Araujo, residente del barrio La Conquista. 


“Esta semana me ví en la necesidad de incrementar los precios porque subió el costo del transporte y todo se lo achacan a las colas de gasolina. Los clientes se quejan, pero esa es la realidad que estamos afrontando. Hace dos semanas un kilo de papa lo vendí en 4 mil bolívares”, comentó el dueño de una venta de verduras ubicada en el sector Tierra Negra. 


“Los precios se han venido incrementando todas las semanas. La papa la tenemos en 8 mil bolívares, igual la cebolla. La patilla en 3 mil bolívares por kilo. La mercancía que nos traen es de los Andes  (Mérida y Trujillo) y está llegando poca. Nosotros estábamos esperando despacho el viernes y nos llegó el domingo. Ahora estamos esperando de nuevo el camión. Nos dicen que es por la gasolina”, comentó el encargado de un negocio de hortalizas y frutas, ubicado en la avenida La Limpia. 

De hecho, el diputado a la Asamblea Nacional (AN), Williams Dávila, afirmó en una entrevista con el periodista Carlos Croes, que “la tragedia de Mérida no se ve en Caracas”. 

“En Mérida no tenemos luz, agua, y sin gasolina (...) son colas de 4 a 5 días. La gente va a pie a su trabajo (...) Además, no encuentras lo que quieres comprar sino lo que existe (...).  Es una calamidad. Esa tragedia no se ve en Caracas”, dijo.

“Nosotros tenemos una planta de llenado de gasolina en El Vigía, hecha en el tiempo de la democracia. No hay gasolina que la surta ni gandolas que la distribuyan. En El Vigía hay una planta termoeléctrica que costó 3.000 millones de dólares que se le pagaron a los chinos pero necesita agua y no hay gandolas para eso. Las turbinas se quemaron. Nosotros exportábamos luz a Colombia… Ahora, en Mérida y en los Andes los apagones duran días”, señaló.

Por otro lado, Celso Fantinel, primer vicepresidente de la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios de Venezuela (Fedeagro) advirtió que muchos vegetales y hortalizas se quedan en el campo porque no hay combustible para trasladarlos.

El dirigente agrícola afirmó, en entrevista a Globovisión,  que con el pasar de los días la situación empeora porque las unidades de transporte que recorren el país, no consiguen dónde recargar combustible.

Según Ricardo Acosta, vicepresidente de Fedecámaras Zulia, “el 80% de las frutas, verduras y hortalizas que llegan a la región provienen de estados como Trujillo y Mérida. Para cada despacho son entre cinco y ocho horas de viaje, eso significa un gasto de combustible considerable por supuesto la escasez de combustile hace que sea más difícil, aparte que comenzaron las lluvias y esta es la etapa de siembra más no de cosecha por lo que al unirlas habrá escasez. Esperamos que soluciones las fallas en el surtido de combustible a corto plazo”.

Acosta aseguró que en la entidad zuliana “la situación del combustible es mucho más difícil a diferencia de otros estados, porque el transporte llega a los mercados el problema es cómo se regresan (...)”, señaló. 
 

Hasta en los mercados municipales se siente el impacto
de los precios.

Aunque el Estado Mayor Eléctrico Nacional, en las mesas de trabajo que instaló hace dos semanas para hacerle seguimiento a los servicios públicos en el estado Zulia, acordó destinar unas “bombas” en la zona metropolitana (Maracaibo y San Francisco) para el público en general,  para los funcionarios públicos y para el transporte público las largas filas no cesan, los zulianos siguen “anclados” entre 8 y 12 horas para poder abastecer sus vehículos con 30 litros de gasolina, gasoil o diesel. 


Jorge Núñez, primer vicepresidente del gremio, opinó que tanto el tema eléctrico como gasolina “han incidido en los costos de los rubros agrícolas y pecuarios”.

Dijo que “en las zonas altas de Mérida y Trujillo donde se producen la gran mayoría de las legumbres y hortalizas hay grandes pérdidas porque no tenían el transporte disponible, listo con el combustible (...)”, así sucede con la leche “en los municipios Rosario de Perijá y Machiques donde está el mayor número de la flota de camiones lecheros que recogen el lácteo para llevarlo a las industria pasan hasta cuatro días en una cola, siendo un producto perecedero (...) por eso muchos productores hemos tenido que migrar a la producción de quesos artesanales porque no necesita de refrigeración. Sabemos del esfuerzo que está heciendo el sector transporte (...)”.

Mientras tanto, con los altos precios los zulianos hacen maravillas para “estirar” sus ingresos así poder contar con lo básico en sus despensas.  
 

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS