Publicidad

Actualizado hace 81 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Ciudad
11:15 AM / 17/05/2019
Conoce la historia de Diego, el niño abandonado que espera por una cirugía en el ‘General del Sur’
Andrea Salas
GENERAL DEL SUR DIGITAL-JOSE ANGEL NUNEZ14-05-19
José Ángel Núñez

 “Mis padres me dijeron que se iban a Colombia y que regresarían por mí, pero nunca volvieron”, cuenta Diego Bastidas, luego de tomar un aire cargado de la tristeza que solo conoce quien ha sido abandonado.

Con dificultad, se coloca una franela blanca. Su brazo izquierdo está envuelto en un yeso porque hace unos 40 días se cayó de un árbol y, desde entonces, fue trasladado desde Ciudad Ojeda  –donde vive– hasta el Hospital General del Sur.

A sus cortos 13 años, espera por una cirugía para corregir la fractura. Este viernes 17 de mayo podría entrar a pabellón, aunque en el centro de salud demandan la autorización de algún familiar.  “Me siento mal de la barriga y ahora me están dando muchos dolores de cabeza”, comenta, mientras se toca el rostro que luce pálido y desencajado.

A veces, camina por los pasillos del cuarto piso de hospitalización pediátrica, aburrido de estar acostado, sin siquiera poder entretenerse con un juego. Ese es ahora su nuevo hogar y las madres de Styven y Juan, los dos niños con los que comparte la habitación 6, le tienden la mano cuando hace falta.

No tarda en soltar una tímida sonrisa y preguntar al que llega: “¿Vienes a ayudarme?”. Se muestra nervioso cuando la doctora pasa a visitarlo, quizás por tener que escuchar instrucciones o explicaciones demasiado grandes para su inocencia.

En la cama 19, sueña todas las noches con una familia feliz. Lleva su memoria nueve meses atrás, hasta la despedida de sus padres que, presuntamente, se mudaron a Maicao. Ellos entraron en la lista de los casi 4 millones de venezolanos que abandonaron el país en busca de oportunidades, según reportes recientes de la ONU.

Sin embargo, ni una sola llamada ha recibido de ellos durante este tiempo en el que vivió con un conocido que le dio trabajo como vendedor de comida en el centro de Ojeda.

El hombre solo lo ha visitado tres veces en su estadía en la institución marabina. De su hermano mayor, con quien quedó inicialmente, no se sabe nada.

Una persona cercana al pequeño aseguró que, aunque el hospital ha cubierto buena parte de sus necesidades, "requiere clindamicina, amikacina y dexametasona".

Quienes deseen colaborar, por favor, comuníquense: 0424-6090735 / 0424-6100405.

Diego Bastidas tiene 13 años y fue abandonado por sus padres hace nueve meses

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
2Comentarios

1

Megel Libillman 21/05/2019 07:42 AM

Probablemente sus padres no lo abandonaron, seguramente fueron asesinados al llegar a Colombia.


2

Jose Perez 19/05/2019 01:43 PM

.....Que horrible la Miseria Humana de tantos Monstruos que traen Niños a sufrir a este Mundo Injusto y Cruel.... Necesitamos recrudecer las Leyes en contra de estos Delincuentes pero Primero tenemos que tener un Gobierno en Venezuela....


AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS