Publicidad

Actualizado hace 21 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Ciudad
08:11 AM / 09/09/2018
Colocación familiar: Una vía para ser padres sustitutos
E. Crespo / [email protected]
1
Iver Zabala

“Los niños especiales también son adoptables”, consideró Matilde Montañez, directora de la casa-hogar Hogamin ubicada en el municipio San Francisco.

Muchas parejas que quieren ser padres, “tiran la toalla” al conocer los requisitos para adoptar a un niño, pues consideran  que el proceso  es largo, complejo, engorroso y riguroso.

 

Ante esta situación muchos han tomando la alternativa de la “colocación familiar” como vía para lograr su sueño de ser padres sustitutos. Así lo afirmó el abogado José Villalobos, coordinador encargado de la Unidad de Protección Integral  (Upi) Dominguito, quien dijo que  esta consiste en que un Tribunal de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes, previa condiciones y evaluaciones admite que una familia sustituta acoja por decisión judicial a un niño de manera temporal ya sea por carecer de padre y de madre, o porque estos se encuentran afectados en la titularidad de la patria potestad o en el ejercicio de la responsabilidad de crianza.

Mencionó que este procedimiento tarda, por lo general, entre dos a tres meses dependiendo de la situación del solicitante, pero es “más rápido” en comparación con los trámites para la adopción que demora en promedio de 2 o 3 años, puede ser que, en algunos casos pasen hasta más años antes de emparentar unos padres con un futuro hijo. Sin embargo, el tiempo real varía individualmente según cada caso.

 

Varias parejas desisten de adoptar otras “insisten en su meta sin importar que son anotadas en una lista de espera”, mencionó Villalobos.

 

Brenda, una trabajadora bancaria fue una de ellas,quien con paciencia hzio realidad su anhelo y hoy es madre de una niña.

 

Contó que después de años de tratar de quedar embarazada por métodos tradicionales, probar remedios caseros y someterse a costosos métodos de fertilización, decidió junto con su pareja cumplir el sueño de ser padres.

 

Se dirigieron a la sede del Instituto Autónomo Consejo Nacional de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes (Idenna),ente encargado de servir de enlace entre los solicitantes y los centros de adopción.

 

De allí comenzó un procedimiento riguroso de adopción por la vía larga, considerado como “complejo, lento y engorroso”, según narró Brenda. 

 

En el país no hay estadísticas oficiales sobre cuántos niños están en condiciones de riesgo o enviados por sus padres a hogares de asistencia porque no cuenta con los recursos económicos  para mantenerlos. Pero en  entrevistas con funcionarios de fundaciones de “colocación familiar” opinaron que el número de niños en situación de abandono tiende a incrementarse.

 

Villalobos aclaró  que la adopción es un proceso “definitivo por esos lleva su tiempo en evaluaciones tanto del solicitante como del niño a adoptar”.

 

Dijo que  puede ser que, en algunos casos pasen hasta más de 3  años antes de emparentar unos futuros padres con un futuro hijo. 

 

Según, Anselia Bervins, directora general de la Fundación Amor y Fe ( Fundafe), ubicada en San Antonio de los Altos  (estado Miranda), informó que “no se puede hablar que existe una tendencia alcista  en relación al tema”.

 

Dijo que en 5 años trabajando conjuntamente con el Idenna  se han colocado hasta ahora 250 niños en hogares sustitutos. El solicitante tiene que anotarse en una lista de espera mientras se cumple con los trámites formales, pasando  por charlas, talleres , evaluaciones bio-psico-sociales-legales, visitas domiciliarios, un proceso previo de emparentamiento, seguimiento preadoptivo, hasta llegar al punto final, cuando un juzgado dicta el decreto. 

 

De igual manera al  niño, niña y adolescente  se le realizan los estudios e informes necesarios que permitan certificar su adoptabilidad.

 

Villalobos  consideró que el proceso se hace “difícil” porque el solicitante esperan al “niño catálogo”, es decir, un bebé sano sin ningún defecto físico.

 

Estas condiciones expresadas por el solicitante “hacen que el proceso sea más largo y lento”. 

 

Manifestó que la situación país ha llevado a las parejas que antes acudían a la fertilización in vitro o a tratamientos de fertilización asistida a abandonar esta vía, “buscan una respuesta positiva en la adopción o  en la colocación familiar. Sí hay quienes logran conformar un nuevo hogar”.

Dijo que el número de bebés y niños en condiciones de ser adoptados se ha incrementado debido a una serie de factores como el  embarazo precoz y  no deseado, mujeres que entregan  a sus hijos porque no tiene recursos para mantenerlos, la orfandad  entre otros.

Agregó que se ha dado el caso de colocación familiar donde los nuevos padres no pueden seguir costeando los gastos de manutención del adoptable y lo entregan a la casa hogar o a la unidad de protección, “proceso totalmente legal”.

 

Así como se dan estos casos, también sucede que padres solicitantes renuevan por dos años más la permanencia del niño en el hogar, una o dos veces, “eso hace más expedito la adopción permanente”.

 

Sobre el tema, Matilde Montañez, directora de la casa hogar Hogamin ubicada en San Francisco, fue tajante a decir que los adoptantes “son los primeros que ponen limitaciones en el proceso porque imponen condiciones: quieren niñas o niños sanos, blanquitos, morenito que se parezca a mí, pero si abandonan a un bebé en la maternidad Castillo Plaza que no reúna sus requerimientos entonces ese niño  no es para usted así esté anotado de primero en la lista”.

 

Reiteró que algunos solicitantes desisten de la adopción por “esos detalles”. Agregó que entonces alegan que el proceso de adopción es difícil y riguroso, “siendo ellos mismos en poner obstáculos en el proceso”.

 

Afirmó que “los niños especiales también son adoptables” ellos  tienen derecho a tener una familia, “serían padres especiales de un gran corazón que cumplen el sueño de constituir una familia”.

Recordó que en sus 27 años laborando frente a la institución,  una psicóloga adoptó a un bebé de tres meses con Asperger, una pediatra a un niño con síndrome de Down y recientemente cuatro hermanitos sanos por dos parejas en Maracaibo.

 

Dijo que en la casa hogar cuenta con ocho niños en condiciones especiales “en su mayoría adoptables que pueden llevar alegría a una pareja sola que desean tener un niño”.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
1
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
1Comentarios

1

domador antiopositores 09/09/2018 11:36 AM

Pues muy interesante. Observe alguna insistencia en lograr su objetivo. Excelente! Por aquí al lado, las suecas son marianas (palabra de moda). Ellas no quieren saber nada del - supuesto- José (pobre José, neutralizado por la historia que, en la realidad si fuese infidelidad, maría no viviera para contarlo por la ley judía), porque van se fertilizan para ser madres solteras.


AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
MAS NOTAS DECiudad
Ver más