Publicidad

Actualizado hace 0 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Ciudad
04:24 PM / 25/04/2019
Caos y calamidad en servicios públicos por fallas eléctricas aturde a perijaneros
Leonor Arguelles- Rosario de Perijá
Leonor Arguelles- Rosario de Perijá

En un viacrucis eterno  se ha convertido la vida de los perijaneros, quienes  están aturdidos por las constantes fallas eléctricas y los racionamientos en los circuitos de  mayor densidad poblacional, donde pasan hasta siete días sin el fluido eléctrico como ocurrió desde el jueves 18 de abril  hasta este miércoles 24, cuando regresó paulatinamente por sectores la electricidad.

Las estaciones de servicio de gasolina, el suministro de agua potable  de los pozos de agua,  además del llenado de gas doméstico se han visto afectados, así como el servicio de transporte  público,  la banca privada y pública, el comercio de alimentos, y las comunicaciones se han reducido a la mínima expresión como  lo han manifestado los moradores.

Astolfo Aguirre,   propietario de la gasolinera frente al terminal de pasajeros manifestó que  estuvieron 14 días sin  suministro de combustible lo que retrasó el despacho, además del racionamiento eléctrico que solo permite el llenado durante seis horas. La estación carece de planta eléctrica pero informó que esta semana instalarán una para atender la contingencia.

Mientras que los conductores de transporte público urbano y extraurbano  están atados de manos para ofrecer los servicios según manifestó Ángel González, chofer de la ruta la Villa-Maracaibo, quien indicó que solo realizan un viaje cada dos días porque no hay gasoil y cuando llega no hay electricidad en las estaciones.

Manuel Zambrano,  de la ruta urbana Noriega Trigo,   dijo “estamos cansados de tanta desidia, no podemos trabajar sin gasolina solo quedan 15 carritos de la línea en la Villa”.

El presidente del Servicio  Autónomo de Transporte Rosario de Perijá Camilo Parra,  aseguró a este medio  que  han establecido un plan de contingencia para atender  unos 200 conductores de las diversas rutas en conjunto con el comandante de 122 Batallón Caribes  German Ojeda,  con la elaboración de un listín diario que se elabora  desde tempranas horas con los conductores y al final de la tarde se les ubica la estación de servicio  para tanquear de manera organizada.

Otro dolor de cabeza para los  citadinos es el tema del agua potable porque se amerita que los pozos  subterráneos tengan una planta eléctrica pues al pestañar la luz los equipos corren el riesgo de dañarse según asegura el personal de Hidrolago.

Liborio Quintero del sector San José, parroquia el Rosario indicó “ya no aguantamos que reparen las chatarras de camiones cisternas que hay en el garaje del municipio para que nos echen agua con camiones propios no tenemos dinero para cancelar  la pipa de agua a los privados”.

Para llevar la papa al fogón las amas de casa se las ingenian ante la falta de suministro  de cilindros en el llenadero de San Juan, donde a diario se presentan el retraso por el racionamiento o porque no llegan las gandolas con el suministro.

“Pasamos el día  cocinando a leña porque no hay gas, parecen las siete plagas de Egipto lo que está pasando en Perijá, es un karma lo que hemos pasado sin luz, agua ni gas doméstico”,  señaló Miroslaba Colina ante tanta calamidad, quien exigió repuesta de las autoridades.

Según se estableció el cronograma del racionamiento  el Circuito Aurora tiene electricidad de 2 de la tarde  a 8 de la noche, mientras que en el circuito la Villa   que es donde se encuentran las entidades bancarias, la alcaldía y los supermercados solo tienen  luz desde las 8 a dos de la tarde, las noches y madrugadas son eterna sin electricidad.

La señora Maly Brito, de 78 años   se hizo de  una linterna que se recarga con luz solar, un reloj  de pared y un radio pequeño  de baterías  para tener noción del tiempo y mejor visión de noche para no caerse ante la oscurana.

Testimonios

Esnor Villagas, conductor señala “es agotador pasar horas para llenar el tanque, estamos preocupados ante la situación “

Asdel Finol, chofer de trafico “esto nunca lo había visto desde que llegó la electricidad, es un caos, no podemos trabajar si no hay luz ni gasolina

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
0Comentarios
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS