Publicidad

Actualizado hace 5 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Ciudad
09:16 AM / 31/07/2018
Billetes de Bs. 500 sin dolientes en el Casco Central
D. Rodríguez / G. Urdaneta
Miguel Romero

Tirados en el piso y en plena avenida. Así están en pleno centro de la ciudad de Maracaibo los billetes de Bs. 500 que aún están en circulación hasta que el próximo 20 de agosto entre en vigencia la nueva reconversión monetaria.

Transeúntes de la avenida Libertador indicaron a este medio, que ya es común en la zona ver como choferes y los propios comerciantes lanzan a las calles  y a plena luz del día los billetes de más baja denominación del cono monetario.

“Eso lo hacen a cada rato. Los lanzan en pleno viaje y nadie los agarra. Para qué si ningún comerciante de Las Pulgas lo acepta si uno va a comprar algo. Los mismo choferes tampoco los aceptan cuando se va a pagar el pasaje”, señaló Roberto Quijada, en pleno centro.

En Caracas y otras ciudades del país, el mismo billetes de Bs. 500, al igual que el de Bs. 100 y 50, son reusados como papel de reciclaje para artesanías. Para muchos las piezas “no valen nada”.

Las distorsiones económicas por las que atraviesa el país están aniquilando, no solo el valor diario de la moneda, sino la aceptación física de algunas piezas del cono monetario. Como si se tratara del Banco Central de Venezuela (BCV), es la economía de calle la que está imponiendo la salida de circulación de billetes, su vigencia y validez.

En Maracaibo, los billetes de Bs. 500 y de Bs. 1.000 son destruidos incluso delante del comprador. No  los reciben ni los cuidadores de estacionamientos, ni los choferes de tráfico, ni los aceptan como limosna.

El economista José Guerra advirtió que Venezuela “es el único país con antecedentes donde la propia población ha rechazado un billete de baja denominación hasta el punto de sacarlo de vigencia antes del anuncio por entes competentes”.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS