"Bendigo a Dios por nuestros médicos, pero que el Estado provea lo que necesitan"

Monseñor Mario Moronta también pidió "de todo corazón a las autoridades que liberen a aquellos presos que por motivos políticos están detenidos”.

Por:  Agencias

En la inédita misa pontifical por los 410 años de la festividad del Santo Cristo de La Grita, el obispo de San Cristóbal, monseñor Mario Moronta, agradeció y bendijo a Dios por la entrega de los médicos venezolanos que combaten el coronavirus, arriesgando su vida, pero pidió que el Estado los provea de lo que necesitan"

“En nombre de nuestro pueblo del Táchira y sin ningún compromiso de tipo político”, hizo una petición al presidente  Nicolás Maduro: “Que destine los recursos necesarios para que en nuestros hospitales, nuestros médicos tengan lo que necesitan”.

“No puede ser que se estén exponiendo, cuando están haciendo su servicio”, indicó el prelado. Añadió:  “Quiero pedirle de corazón, no solamente que lo haga aquí en el Táchira (la dotación), sino en todo el país, pero de manera especial, aquí”.

La misa en honor al Cristo del rostro sereno  se ofició a puerta cerrada y con protocolos de bioseguridad entre los sacerdotes.

 Liberación de presos políticos

Moronta también pidió lo que consideró un gesto de buena voluntad: “Sé que es difícil que acepten, pero les quiero pedir de todo corazón a las autoridades que liberen a aquellos presos que por motivos políticos están detenidos”, dijo.

“Que les hagan su juicio, si quieren, pero en libertad”, planteó.

Abogó de manera especial por los tachirenses. Sabiendo que son más, mencionó a tres: a los diputados a la Asamblea Nacional por el Táchira Juan Requesens y Renzo Prieto y al joven Deiby Jaimes. “Hagan un gesto de buena voluntad. Le hablo al corazón, no le hablo al político, le hablo al hombre que puede tener sentimientos”, señaló.

Consagración especial

En el citado portal señalan que durante la misa pontifical, el obispo Moronta  consagró el Táchira y los Andes venezolanos al Santo Cristo de La Grita.

De frente a la réplica de la talla del Patrono, que fue elaborada en 2015 por el artista Miguel Ángel Márquez, y que fue trasladada en la víspera a la catedral de San Cristóbal, monseñor relevó la plegaria de consagración.

Más Noticias