Publicidad

Actualizado hace 7 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Ciudad
06:05 PM / 04/12/2019
Apagones y poco surtido de combustible así es el día a día en las "bombas" en Maracaibo
P. Martínez
José Nuñez

Los constantes  apagones y bajones en el servicio eléctrico, que se vienen registrando en Maracaibo desde el pasado lunes, además del poco despacho de combustible volvieron a retomar el día a día en las estaciones de servicio de Maracaibo.

Kilométricas colas, algunas superan las cuatro cuadras, mantienen estancados a los zulianos hasta por más de seis horas, algunos, incluso, se han quedado sin poder surtir sus vehículos.

Así lo contó Alejandro Duven, quien lleva tres días intentando tanquear su vehículo. Llegó a las 6:00 de la mañana a la estación Los Quinteros, ubicada en la avenida Bella Vista, eran casi las 12:00 del mediodía y le faltaban casi dos cuadras, su carro tenía marcado el 218.

“El lunes hice la cola y me tocó irme porque se terminó la gasolina. Ayer (martes) me fui a 5 de julio y fue lo mismo; hoy, espero tener suerte”, expresó resignado.

A su lado estaba Orlando Finol, un estudiante universitario, dijo que llegó con un amigo a hacer la cola  a las 6:50 de la mañana. “A esa  hora empezaron a marcar los carros, ya es mediodía y seguimos estancados esperando”, dijo.

El intenso sol y el insoportable calor también hicieron mella,  este miércoles 4 de diciembre, en la capital zuliana.  Cualquier techo, árbol o espacio libre sirvió para pasar la larga espera por surtir 50 litros de carburante.

En la estación Full de Todo, situada en la calle 72 con Bella Vista, la cola parecía un caracol solo los conductores conocían el sentido de la cola que abarcaba hasta la calles 71 y 73.

La cola para entrar a la estación Full de Todo, en la calle 72,  daba la vuelta como si fuese un caracol. 

A las 11:00 de la mañana comenzó la bomba a despachar, contó un usuario que llegó a las 6:00 de la mañana.

“Hago la cola porque es seguro que uno pueda surtir. Me he ido a otras y no he tenido suerte. Lo mismo le ha pasado a unos amigos”, relató Diego Viñan quien empezó a hacer la cola desde Seguros La Occidental, es decir,  dos cuadras antes.

Kilvin Palencia también hizo la misma fila. Dijo que llegó también a las 6:00 am previendo que se encontraría la cola larga, pero esta vez estaba más lenta de lo acostumbrado.

Diego Viñan: "Siempre hago la cola en la Full de Todo porque estoy seguro de logro surtir el auto". 

Y es que mientras algunas bombas el colapso era evidente, en otras la gasolina se terminó muy rápido debido al poco despacho  recibieron de Pdvsa.

Al menos así ocurrió en la Detroit, de la calle 78 (Dr. Portillo),  según contó el usuario Lewin Morán. “A las 6:00 de la mañana empezaron a surtir porque llegó la gandola en la madrugada. Solo trajo 14 mil litros. Quedé en pleno surtidor cuando midieron a las 10:00 de la mañana  y se dieron cuenta que ya no había más gasolina. Ahora toca esperar para mañana (jueves)”.

En la avenida Delicias también las colas eran largas. Muchos de los conductores empezaron a hacer las colas entre las 3:00 y 4:00 de la mañana.

La queja era unísona, “los apoyos a los amigos y la gente colada que paga”, denunció molesto Horacio Torres.

“Aquí no hay respeto al ciudadano que madruga para hacer la cola”, se quejó mientras ya le faltaban 15 carros para entrar en la bomba 5 de Julio. La fila de autos pasaba las tres cuadras y media.

Dijo que desde que volvió la crisis de la gasolina, desde la semana pasada,  se  ha tenido que eximir de realizar diligencias. “Ya no salgo casi por lo mismo”, agregó a su queja.

Jorge Palmar, un chofer de la ruta Paraguaipoa-Maracaibo, también pasó las mismas siete horas de espera que Torres para poder llenar el tanque de su Chevrolet Malibú año 80, igual se quejó del retraso. Somos como 230 carros haciendo cola, dijo.

Jorge Fernández dijo que comenzó a hacer "la cola a las 3:50 am y eran casi las 11:00 am y no había pasado". 

En la bomba “El Carmen”, cinco cuadras más adelante, también se pudo apreciar la larga hilera abarcaba la calle 81 y la avenida 16.

Usuarios como Jorge Fernández, quien llegó a las 3:50 de la mañana, también reclamó la cantidad de vehículos entraban sin hacer la cola. “Me marcaron el 136 y todavía me falta esperar” dijo cuando esperaba casi al cruzar la calle 81.

“A pesar de la cantidad de apoyos que se prestan, la cola camina. Nos interesa que se mueva rápido para atender la mayor cantidad posible. Hoy nos despacharon 38 mil litros, es decir, la gandola completa, empezamos a atender a las 7:00 de la mañana. Ayer (martes) si nos enviaron la mitad”, afirmó el encargado de la estación.

“Cuando se va la electricidad prendemos la planta para seguir atendiendo a la gente (…). Se trata de mantener el orden con los funcionarios de la policía (Cpbez)”, agregó.

En la avenida La Limpia también se apreciaban las largas hileras autos en la estación Santa Fe y La  Miranda.

 Mientras tanto, la estación Nigale se encontraba cerrada, al igual que la Buenos Aires.

Hasta la semana pasada, según lo informado por el secretario de Gobierno, Lisandro Cabello, tres buques  estaban llegando al Llenadero de Bajo Grande razón por la que el gobernador Omar Prieto y el Estado Mayor de Combustible habían ordenado incrementar la cantidad de surtido de 30 litros a 50 litros por vehículo.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
MAS NOTAS DECiudad
Ver más