Publicidad

Actualizado hace 25 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Ciencia y Tecnología
08:05 PM / 13/10/2019
Cepa bacteriana intestinal podría hacer de los alimentos más saludables: estudio
Xinhua
Agencias

Investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis identificaron una cepa bacteriana intestinal humana específica que descompone la fructoselisina química y la convierte en subproductos inofensivos.

El estudio se realizó en ratones criados en condiciones estériles, a partir de colecciones conocidas de microbios intestinales humanos y dietas alimentadas con ingredientes alimenticios procesados.

En el estudio, los investigadores mostraron que una bacteria específica llamada Collinsella intestinalis descompone la fructoselisina química en componentes que son inofensivos.

Cuando se alimentó con una dieta que contenía altas cantidades de fructoselisina, los ratones que albergaban Collinsella intestinalis en sus comunidades microbianas intestinales mostraron un aumento en la abundancia de esta bacteria, así como un aumento en la capacidad de las comunidades microbianas intestinales para descomponer la fructoselisina en subproductos inofensivos.

"Esta cepa bacteriana específica prospera en estas circunstancias", dijo Jeffrey I. Gordon, profesor y director del Centro Familiar Edison de Ciencias del Genoma y Biología de Sistemas. "Y a medida que aumenta en abundancia, la fructoselisina se metaboliza de manera más eficiente".

"Las nuevas herramientas y el conocimiento adquiridos en este estudio inicial podrían usarse para desarrollar alimentos más saludables y nutritivos, así como para diseñar estrategias potenciales para identificar y aprovechar ciertos tipos de bacterias intestinales que se ha demostrado que procesan químicos potencialmente dañinos en inocuos", agregó Gordon. "Un corolario es que pueden ayudarnos a distinguir entre consumidores cuyas comunidades microbianas intestinales son vulnerables o resistentes a los efectos de ciertos productos introducidos durante el procesamiento de alimentos".

Al enfatizar la complejidad de esta tarea, los investigadores también mostraron que los primos cercanos de Collinsella intestinalis no respondían a la fructoselisina de la misma manera. Estos primos bacterianos, cuyos genomas varían un poco, no prosperan en un ambiente rico en fructoselisina.

Los investigadores dijeron que se requieren estudios futuros antes de que puedan identificar y aprovechar las capacidades específicas de los microbios individuales para limpiar el conjunto de productos químicos potencialmente nocivos producidos durante algunos tipos de fabricación de alimentos modernos.

La fructoselisina pertenece a una clase de productos químicos llamados productos de reacción de Maillard, que se forman durante el procesamiento de alimentos. Algunos de estos productos químicos se han relacionado con efectos nocivos para la salud.

El estudio se publica el miércoles en la revista Cell Host & Microbe.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS