Tres tratamientos hidratantes para suavizar los talones

Este es un problema bastante común que por desconocimiento y falta de atención puede acabar siendo mucho más que algo estético.

Por:  Agencias

Cuando los talones presentan grietas la piel se vuelve muy dura y áspera al tacto, en los casos más graves cuando esto no se resuelve, el talón puede llegar a doler e incluso a sangrar. Por eso, es importante encontrarle una solución lo antes posible, ya que se corre un gran riesgo de contraer alguna infección.

Existen algunos tratamientos hidratantes para suavizar los talones que recomiendan realizar siempre antes de ir a dormir. De esta forma el pie podrá absorber el tratamiento sin ningún tipo de problema.

De acuerdo al portal web Mejor con Salud, es importante llevar a cabo este tipo de tratamientos hidratantes para suavizar los talones todos los días, si es posible. En caso de que esto no sea así, habría que intentar hacerlo en días alternos.

1. Crema para pies y plástico

En el portal Web Emol, el dermatólogo William Romero, afirma que el problema de los talones agrietados no es algo que aparezca de repente.

Su mayor consejo es utilizar cualquier crema destinada para los pies, por ejemplo crema de urea, cubrir abundantemente la zona del talón y cubrir con un plástico.

Dormiremos así durante toda la noche y, a la mañana siguiente, lavaremos los pies para descubrirlos mucho más suaves e hidratados.

Romero desaconseja el uso de los calcetines para este tratamiento, ya que absorberá parte de la crema y no ayudará a que penetre mejor en la piel.

2. Tratamiento con miel

Para realizarlo, tan solo necesitaremos miel y un cubo de agua tibia.

Añadiremos una taza de miel en un cubo de agua tibia. Cuanto más natural sea la miel, mejor.

Sumergiremos los pies durante una media de 15 o 20 minutos, y aprovecharemos para realizar un suave masaje.

Pasado ese tiempo, utilizaremos una piedra pómez u otro elemento apropiado para raspar los talones con suavidad.

3. Uso de aceites

Son muy humectantes y nos pueden venir muy bien para tratar los talones agrietados.

Podemos utilizar el aceite que más nos guste, ya sea aceite de oliva o aceite de coco. Los aplicaremos con un suave masaje hasta que el pie lo absorba y podemos continuar con nuestro día sin mayores problemas.

Lo positivo de los aceites es que podemos aplicarlos cuando sintamos incomodidad y notar alivio al instante.

Con este tratamiento, sumado a los anteriores, conseguiremos acabar con las grietas en nuestros pies si los realizamos de forma periódica.

Las personas que sufren obesidad, a las que se les ha diagnosticado diabetes o que tienen alguna insuficiencia vascular pueden terminar sufriendo úlceras por presión. Por este motivo, prestarles atención a los talones y cuidarlos evitará problemas mayores pasado el tiempo.

Más Noticias