Tres postres fáciles con maicena: natilla, galletas y bizcocho

Conoce estos postres con maicena para todos los gustos: uno cremoso, uno crocante y otro esponjoso

Por:  Redacción Panorama

La maicena o fécula de maíz es la sustituta por excelencia de la harina de trigo cuando queremos preparar recetas sin gluten. Sigue estas 3 ricas receta y date un gusto en familia.

NATILLA DE MAICENA SABOR A CHOCOLATE

Ingredientes:

Elaboración:

  1. Mezcla la leche, el azúcar y la sal.
  2. Agrega luego la maicena y el cacao en polvo. Importante que estos los tamices al sumarlos a la preparación (pasar por un colador los secos para evitar grumos).
  3. Vierte en una olla y lleva a fuego medio, remueve constantemente.
  4. Cuando empiece a hervir baja el fuego y continúa removiendo hasta que se torne espeso (parecido a la leche condensada). Retira del fuego.
  5. Vierte en otro bowl para cortar la cocción y sigue removiendo hasta que enfríe a temperatura ambiente.
  6. Vierte en soperitas o tazas de postre para servir. Cubre con el coco y enfría en la nevera.

GALLETAS DE MAICENA

Ingredientes:

Elaboración:

  1. Precalienta el horno a 180°C o 350°F
  2. Cierne la maicena en un colador para que no tenga grumos.
  3. Bate la margarina y añade el azúcar glass, la yema del huevo y la leche condensada. Mezcla muy bien por al menos un par de minutos.
  4. Luego, agrega la maicena poco a poco para evitar que se formen grumos.
  5. Amasa bien para que quede muy suave.
  6. Después haz bolitas de masa y las aplastas con un tenedor sobre la placa donde las hornearás.
  7. Por último, hornéalas por unos 12 minutos aproximadamente o hasta que estén doraditas por debajo.

BIZCOCHO DE MAICENA

Ingredientes:

Elaboración:

  1. Separa las yemas de las claras y haz un nevado con las claras. Reserva las yemas aparte.
  2. Pon una pizca de sal a las claras y comienza a batir.
  3. Cuando estén a punto de nieve, las pones aparte.
  4. Ahora en un bowl mezcla muy bien las yemas que habías separado con el azúcar.
  5. En este punto añade, el aceite de oliva, la ralladura de limón y el polvo para hornear.
  6. Ahora tamiza la maicena (pásala por un colador para que no haga grumos) y la mezclas bien hasta obtener la masa para el bizcocho.
  7. Poco a poco, y con movimientos suaves y envolventes, integra las claras (el nevado) con el resto de la masa. Este paso hazlo con mucho cuidado, para que las claras no se bajen, y así quede un bizcocho esponjoso.
  8. Forra el molde con papel de hornear y agrega la masa. Si no tienes papel de hornear puedes untar margarina y espolvorear harina en el molde para que no se pegue el bizcocho.
  9. Lleva el bizcocho al horno y lo cocinas de 30 a 35 minutos.
  10. Cuando el bizcocho esté listo, sácalo del horno y déjalo reposar  por 10 minutos sin desmoldar.
  11. Luego puedes desmoldarlo sobre una rejilla para que no se humedezca y dejarlo enfriar.

Más Noticias