Seis efectivos remedios caseros para uñas agrietadas y resecas

Las grietas o estrías reflejan una alteración de la salud que pueden estar causadas por: deshidratación, envejecimiento, alimentación inadecuada, falta de vitaminas y minerales, esmaltes agresivos, manicuras o pedicuras inadecuadas, trastornos congénitos, etc.

Por  Agencias

Las uñas son estructuras que protegen las yemas de los dedos. Las grietas o estrías en las uñas son líneas que aparecen fruto de alguna alteración de nuestro organismo.

Seis remedios caseros para combatir las estrías y resequedad en las uñas:

1. Aceite de oliva

Masajear las uñas y cutícula usando aceite de oliva para hidratarlas y que crezcan uniformemente.

En un recipiente pequeño agregar una cantidad de aceite suficiente para cubrir todas las uñas, remojar por 10 minutos y luego masajear. Repetir 2 o 3 veces por semana.

2. Aceite de coco

Además de humectar las uñas, el aceite de coco forma una barra protectora que evitará una mala formación de la uña.

Aplicar una gota de aceite por dedo, dar un suave masaje y dejar actuar. Realizar de2 a 3 veces por semana.

3. Aceite de ricino

El aceite de ricino posee gran cantidad de vitamina E que ayuda que la uñas crezcan fuertes y sin resequedad en las cutículas.

Aplica abundante aceite sobre las uñas. Repite 2 o 3 veces a la semana.

4. Ajo y limón

El ajo actúa para desaparecer las estrías y contribuye a evitar la aparición de hongos. El limón ayuda fortalecimiento de las uñas y la limpieza.

Triturar un diente de ajo, ponerlo en una taza de agua y llevarlo a hervor. Cuando hierva, dejarlo enfriar y añadir el jugo de un limón. Aplicar la mezcla con un algodón y dejar actuar durante la noche. Repetir 2 veces por semana.

5. Agua con sal

Agua caliente con sal ayuda a combatir la resequedad de las uñas. La sal actúa como endurecedor, y limpia las impurezas y bacterias de la cutícula, por lo que contrarresta los efectos de las estrías.

Añadir 3 cucharaditas de sal a una taza de agua caliente. Dejar entibiar y sumergir los dedos por 10 minutos. Repetir 3 veces por semana.

6. Jugo de limón y leche

El jugo de limón limpia y la leche actúa como blanqueador para las zonas opacas que dejan las estrías y resequedad de las uñas.

Remojar las uñas en jugo de limón por 5 minutos. Después, remojar 5 minutos más en leche. Repetir un par de veces por semana.

Más Noticias