Publicidad

Actualizado hace 45 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Belleza y Salud
05:00 AM / 18/05/2019
Salud mental y los jóvenes venezolanos: cómo prevenir la ansiedad
Stephanie Briceño D.
TICbeat

Desde 1949, la organización Mental Health America designó mayo como el mes de la concienciación sobre la salud mental.  El objetivo primordial de esta iniciativa es poder llegar, a través de las redes sociales y los distintos medios de comunicación, a aquellas personas que padecen de trastornos que afectan su salud mental.

En el marco de esta celebración, se busca promover la importancia igualitaria de la salud mental y física, debido a que la presencia de trastornos como la ansiedad y depresión, traen consigo una carga que afecta el bienestar de las personas.

Sin embargo, no es un misterio que los problemas ocasionados por la crisis en Venezuela han afectado tanto a jóvenes como adultos. El problema eléctrico, la falta de efectivo, las complicaciones para continuar los estudios, son algunos de los problemas que generan la aparición de síntomas de ansiedad y depresión en la juventud venezolana, pero su presencia a temprana edad lleva a muchos a preguntarse, ¿es realmente un problema del cual preocuparse?

“Hay caos, pero de este caos han germinado cosas buenas”, así lo señaló la psicóloga, Elimar Márquez.

La incertidumbre: causa de ansiedad en estudiantes venezolanos

En las conversaciones de los estudiantes universitarios es cada vez más frecuente escuchar sobre ataques de ansiedad, pánico, estrés, depresión y terrores nocturnos provocados por la incertidumbre y la falta de estabilidad del panorama.

“Siento impotencia de no poder terminar. Entonces pienso en si debo irme o no, que estoy perdiendo el tiempo, porque calculas que terminarás la carrera en 6 años y pasan 10 años y no avanzas”,  confesó Maha García, estudiante de medicina.

“Estudiar se ha convertido en algo que hago para complacer y eso me ha causado ataques de ansiedad hasta el punto en que tengo dolores de estómago y de cabeza constantemente”, agregó García.

Cada vez son más los jóvenes que reconocen la aparición
de los síntomas. / Foto: Objetivo Bienestar

 

Como otras víctimas de la crisis venezolana, los jóvenes padecen síntomas de ansiedad y estrés durante su proceso de formación para un futuro mejor, y los problemas con la electricidad suelen ser un enemigo del cual no pueden librarse ni al llegar a casa.

“Los problemas eléctricos me estresan porque duermo mal y no puedo descansar las horas que debería. Además de la tristeza que produce que todo es un problema cuando se va la luz en plena clase, y luego de eso, llegar a casa con los mismos inconvenientes y no poder relajarte”, señaló Luis Dugarte, estudiante de derecho.

 

Las nuevas generaciones con síntomas de ansiedad y depresión

En medio de las circunstancias actuales, la ansiedad es uno de los trastornos más comunes que puede manifestarse, pero la aparición de sus síntomas no significa que la persona sufra de ella.

“Trastorno es algo que padece alguien que deja de funcionar en su vida de pareja, profesional y social”, mencionó la psicóloga, Elimar Márquez. “Se pueden tener unos síntomas de, pero cuando no se trata, es cuando realmente se convierte en un trastorno porque la persona se incapacita. Sin embargo, esto se puede evitar si se ataja a tiempo”.

La aparición de estos síntomas es más común de lo que muchos piensan, y en los adultos jóvenes el tratamiento es mucho más rápido que en los adultos mayores.

De acuerdo a la especialista,  la ansiedad puede ser denominada como “un pensamiento futurista”. “Desde los 19 años comenzaste a preocuparte por el futuro y te mantuviste ahí hasta que hubo un momento de tu vida a los 40 años en que colapsaste con ese esquema de pensamiento,” indicó Márquez. “Entonces, desestructurar ese esquema a los 40 años toma más tiempo y dinero, mientras que hacerlo a los 20 años es un paseo de dos meses”.

 

Síntomas físicos

La ansiedad en casos prolongados puede generar síntomas físicos como:

  • Mareos
  • Dificultad para respirar
  • Hormigueo en las extremidades
  • Sensación de desvanecimiento
  • Dolores en los brazos
  • Cólicos

Además, de la misma pueden derivarse afecciones como el estrés, que también genera síntomas físicos como dificultad para dormir y cambios en los ritmos de alimentación. En el caso de la depresión, se puede experimentar mucho llanto, apatía, decaimiento y una señal clave es cuando las personas comienzan a aislarse.

La ansiedad puede derivar en afecciones como
el estrés y la depresión / Foto: Amhigos del Hígado

 

Prevención

Aunque las dificultades diarias son difíciles de ignorar, un verdadero trastorno psicológico puede serlo mucho más. Por esa razón, existen formas de prevención que se pueden seguir cuando se sienta la aparición de los síntomas:

  • Dormir bien y completo. El sueño es vital para un buen estado emocional. En el sueño se producen neurotransmisores que dan vitalidad para enfrentar los problemas.
  • Tener una alimentación balanceada. Saltarse las comidas también afecta emocionalmente, por lo que una alimentación balanceada ayuda a que las personas se sientan bien.
  • Hacer ejercicio. Como mecanismo de distracción, el ejercicio puede ayudar a despejar la mente de los problemas diarios.
  • No pensar en resolver problemas de noche. Evitar pensar en resolver problemas durante la noche ayuda a no padecer los síntomas de la ansiedad.  Si se va a pensar en resolver problemas, es recomendable hacerlo en la mañana cuando la mente está más despejada.
  • Tener algún tipo de distracción. Los pasatiempos o cosas que nos gustan, suelen ayudar a bajar los niveles de tensión.  

En caso de que los recursos internos se agoten y la presencia de los síntomas se vuelva más fuerte, es recomendable buscar ayuda antes de que sea demasiado tarde.

 

Un futuro con un mejor estado emocional

La situación actual venezolana puede ser agobiante para muchos, sobre todo para los jóvenes que se encuentran bajo altos niveles de estrés a los que nunca antes se habían enfrentado. Aún así, las circunstancias pueden acelerar la aparición de los síntomas, pero no son detonantes de un trastorno.

“La situación es un catalizador que hace que los trastornos se vean, pero los problemas ya estaban cursando”, mencionó la Dra. Elimar Márquez.

La falta de pasatiempos o distracciones que les permitan a los jóvenes despejar sus mentes de los problemas cotidianos y la presión de sus responsabilidades, ha causado que sean ellos los que  busquen ayuda profesional voluntariamente para aprender a manejar sus preocupaciones. De acuerdo a la Dra. Elimar Márquez, son muchos los jóvenes que buscan orientación hoy en día.

“Con la situación país, los jóvenes están buscando más ayuda psicológica. Veo más jóvenes solicitando ayuda para mejorarse a sí mismos, manejar la misma preocupación, conseguir misión de vida, incluso pareja. Mucho más que los adultos”, indicó Márquez.

La ayuda correcta puede originar jóvenes con una
mayor inteligencia emocional / Foto: Clínica Dental Barcelona

Con más jóvenes reconociendo sus problemas personales y los síntomas que los afligen diariamente, la posibilidad de generaciones futuras con una mayor sabiduría emocional se hace presente.

“Mi percepción es que si esta generación, que están enfocados en el exterior, están preocupados por una buena higiene mental desde ahorita, aumentan las probabilidades de que más adelante el país mejore con personas mucho más capacitadas emocionalmente”, expresó la psicóloga, Elimar Márquez.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS