Quieres lucir una piel bien cuidada... te decimos cómo

La firmeza e hidratación son los puntos más importantes en el cuidado de la piel.

Por:  Agencias

La constante exposición a productos agresivos, el sol, la mala alimentación, y en general la falta de cuidados, hace que nuestra piel luzca reseca y den paso a las primeras arrugas, especialmente en la zona del rostro.

Pero, no desesperes, existen una serie de mascarillas caseras súper prácticas y sencillas que te puedes aplicar en la comodidad de tu hogar y en cualquier momento.

La finalidad de estos remedios es la regeneración e hidratación de la piel, pues las frutas y otras especias tienen el poder de ofrecer ciertas vitaminas y nutrientes vitales para el órgano.

¿Cómo se hace una mascarilla?

Hacer una mascarilla para el rostro es realmente sencillo, solo debes hacer los siguientes pasos al pie de la letra:

¿Cuáles son las mejores mascarillas para el cuidado de la piel?

Entre los mejores ingredientes para el cuidado de la piel se encuentran los siguientes:

Aceite de oliva

Para esta mascarilla, lo ideal es mezclar una cucharada de azúcar, una de aceite de oliva y media cucharada de miel para formar una pasta.

Luego, aplicar la mezcla, deja actuar por quince minutos y retirar con agua fría, se convertirá en uno de tus exfoliantes naturales favoritos y además te hidratará la piel.

Aloe vera

La sábila es el mejor de los ingredientes para pieles secas, deshidratadas y para borrar las manchas de la piel, según Glamour. 

Lo ideal es utilizar solo la parte interna, triturar y colocar la pasta en el rostro para dejarla reposar por aproximadamente 15 minutos. Finalmente, retirar con abundante agua.

Claras del huevo

Si sufres de piel grasa, el remedio más idóneo es batir una clara de huevo con jugo de limón (solo dos gotas) para conformar una pasta.

Lo siguiente es dejarla actuar en el rostro por 15 minutos una vez a la semana. Te ayudará a balancear los niveles de grasa y además de hidratará.

Aunque solo puede ser utilizada por las noches para evitar manchas por el sol o posibles quemaduras por el ácido del limón.

Más Noticias